Cuatro vallas comerciales ubicadas en el norte de Bogotá deberán ser desmontadas por no cumplir con las normas de publicidad exterior visual, como el registro, la altura y la distancia. Se trata de las estructuras ubicadas en la Autopista Norte con calle 118, carrera 105 B con calle 145, carrera 68 con calle 90 y Autopista Norte con calle 172.


Ayer en la mañana, la Secretaría de Ambiente, en compañía de los jóvenes del Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron), les instaló una calcomanía con la leyenda “Valla ilegal el proceso de desmonte” en ambas caras de la estructura, con el fin de que los dueños las retiren en menos de tres días.

De lo contrario, la SDA dará de baja a estas grandes estructuras, y les cobrará el costo del desmonte a los valleros, que supera los ocho millones de pesos. Las vallas pertenecen a las empresas Metrovía y Ultradifusión, y a los almacenes Éxito y Cafam.

Además, la Secretaría de Ambiente les abrirá un proceso sancionatorio ambiental, que podría acarrearles sanciones de hasta $160.680.000 (300 salarios mínimos mensuales legales vigentes).

En Bogotá, los que utilizan este tipo de elementos para anunciar deben cumplir con ciertos requisitos, como no superar los 24 metros de altura, no instalar vallas en inmuebles ubicados en vías de un ancho mínimo de 40 metros, tener una distancia entre vallas de 160 metros en vías con tramos de actividad y de 320 sin actividad, y finalmente contar con el registro ante la Secretaría Distrital de Ambiente.

En 2010, la SDA desmontó nueve vallas por ser ilegales en toda la ciudad.