Ya hay instalados varios en calles y avenidas de Bogotá, pero la verdad es que hacen parte de la red semafórica de la ciudad y tienen cámaras en la parte superior.

Así lo explicó el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán, quien aseguró que estos postes hacen parte de la semaforización electrónica con la que se han cambiado cerca de 1.400 semáforos en intersecciones de Bogotá, con el fin de implementar una red semafórica inteligente, sincronizada y que le dé una mayor movilidad a la ciudad.

Son amarillos, altos, largos, delgados, con franjas negras en la parte inferior, pero son muchos los ciudadanos que todavía no han entendido su utilidad.

Aunque tienen cámaras en la parte superior, el Secretario aseguró que no son cámaras de fotocomparendo. “Son dispositivos de unidades inteligentes que le permiten a los semáforos calibrarse de manera inmediata”.

Las cámaras incorporadas en los postes servirán para enviar información del estado del tráfico, parte primordial para que el sistema de semaforización electrónica pueda funcionar con eficiencia. Las imágenes recolectadas son enviadas al cerebro de la operación.

“Nosotros tenemos un centro de gestión de tráfico, donde toda esta información llega y se centraliza, y de manera automática nos hace mucho más fácil manejar la congestión en la ciudad”, expresó Estupiñán.

La Secretaría de Movilidad asegura que solo van a ser necesarios entre 80 y 100 puntos de la ciudad, donde la altura, las dimensiones y la visibilidad, de las actuales cámaras, no les permiten a las autoridades tener la suficiente altura.

Finalmente, Estupiñán también explicó que, durante el primer trimestre del próximo año, estará operando la totalidad de la semaforización electrónica.

Fuente: Sistema Integrado de Información