La administración departamental tiene grandes expectativas para impulsar este sector, teniendo en cuenta que Colombia es el noveno hato ganadero del mundo, y puede llegar a ser el tercer país en industrializar este renglón de la economía.


Cundinamarca promueve estrategias y alternativas para impulsar el desarrollo, formalización e industrialización del sector del cuero en el departamento como una manera de mejorar la calidad de vida y la economía de las familias que derivan su sustento de esta industria.

“Propongo que en los municipios los pequeños y medianos empresarios del cuero creen asociaciones y luego se agremien en una Federación lo cual les permitirá estar debidamente representados para impulsar este sector, que una vez industrializado dejará enormes beneficios ambientales, sociales y económicos; para lograrlo se requiere articular esa iniciativa con quienes operan en los municipios las plantas de beneficio animal, es una manera de garantizar el bienestar de todos y promover la generación de empleo que tanto requiere nuestra sociedad, resultados que también se reflejarán en la contribución para descontaminar el río Bogotá en línea con el fallo del Concejo de Estado”, manifestó el Gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas.

Fruto de estas asociaciones se generará una alianza estratégica entre los propietarios y operadores de las plantas de sacrificio animal y entre quienes requieren de los cueros crudos para su procesamiento y generación de materia prima para la industria del cuero y sus derivados, además de industrializar los procesos para disminuir la carga de vertimientos a las aguas del río Bogotá, hecho que tendrá un importante impacto ambiental en beneficio de toda la comunidad.

“Para avanzar en el desarrollo de estrategias que mejoren las prácticas ambientales y darle un impulso a la industrialización del sector de las curtiembres, ya recibimos el predio Chingacio en Chocontá para que allí se construya el Parque Industrial del Cuero y avancemos en el cumplimiento del fallo del Consejo de Estado para descontaminar el río Bogotá y disminuir la carga de vertimientos que llegan a esta arteria fluvial”, destacó la Secretaria del Ambiente de Cundinamarca, Marcela Orduz.

La Administración Departamental explicó que en Villapinzón y Chocontá actualmente existen 110 curtiembres de las cuales 78 son microempresas, 30 pequeñas empresas y 2 medianas empresas, sector que genera cerca de 900 empleos directos y destacó que impulsará y apoyará las iniciativas de asociación en los municipios.

En este sentido se propone avanzar en la formulación de la Política Nacional del Cuero que busca dar respuesta a las inquietudes de los pequeños y medianos productores.

Los representantes de Acurtir, que agremia a los curtidores, destacaron la importancia de contar en el departamento con materia prima producto de las plantas de sacrificio animal, con lo cual pueden incentivar el empleo e impulsar el desarrollo y competitividad del sector, iniciativa apoya también por los representantes de la Federación Nacional del Cuero que agremia al 50% de los curtidores en el país, quienes proponen unificar el precio de esta materia prima y así evitar las especulaciones y eliminar la intermediación, pero optimizando los procesos ambientales para la producción.

Los industriales del cuero destacaron que actualmente Colombia es el noveno hato ganadero en el mundo, y se puede llegar a ser el tercer país en industrializar este renglón de la economía, hecho que representa un gran interés para Cundinamarca, debido a que con mejores procesos ambientales Colombia puede convertirse en el tercer país en el mundo en la industrialización del sector.