La Secretaría Distrital de Ambiente realizó una mesa interinstitucional con entidades del Distrito, hospitales y el Ministerio de Ambiente, para crear un sistema de articulación entre los entes mencionados para contrarrestar el arrojo clandestino de residuos hospitalarios.


El seguimiento a la cadena de residuos peligrosos consiste en la implementación de un software que trabajará en tiempo real, en el que se registrarán los volúmenes que están entregando los hospitales a los transportadores y luego a los gestores, garantizando así que cada uno reciba el material a conformidad, para luego ser procesado.

La secretaria de Ambiente, Susana Muhamada, aseguró: “con este mecanismo se le garantiza a las autoridades ambientales de Bogotá y Cundinamarca establecer dónde puede llegar a ocurrir una fuga de este material”.

Dentro del plan piloto se cuenta con la participación de 23 clínicas y hospitales de Bogotá y Cundinamarca, así mismo de los diferentes gestores que hoy trabajan con el manejo de residuos peligrosos.

La secretaria Muhamad concluyó que dicho piloto terminará en septiembre de 2015 y sus resultados serán la base para que el Ministerio de Ambiente establezca los parámetros y reglamentación a nivel nacional.