De acuerdo con la comunidad residente en Quintas de la Laguna, urbanización ubicada en la Comuna dos, el sector tenía más del 90% por ciento de sus vías en casi perfecto estado. Sin embargo con el surgimiento del paso de vehículos pesados, estas empezaron a presentar afectaciones debido a que no fueron diseñadas para soportar el peso que los camiones representan.


Según la comunidad, las vías de la urbanización Quintas de la Laguna, primero y segundo Sector, no fueron diseñadas para soportar tráfico pesado, puesto que al tratarse de una zona cien por ciento residencial, no se tuvo en consideración el paso de vehículos de más de veinte toneladas, hecho por el cual ahora cuentan con puntos críticos que han sido los más afectados por el paso de los camiones.

“Quintas de la Laguna fue concebida como proyecto residencial y por lo tanto nuestras vías y parqueaderos están destinados para el paso de vehículos familiares y por supuesto de transporte público de menos de veinte toneladas, no obstante es común observar todas las tardes camiones de 23 toneladas que cruzan por la principal para dirigirse a Hogares Soacha. Desde que empezó la construcción de ese proyecto, hemos luchado con esta problemática”, resaltó Alcira Rada, residente de Quintas de la Laguna, segundo sector.

Los puntos de las vías que más daño presentan son las esquinas en las que conectan la urbanización con otros sectores, entre ellas la Calle 6 con transversal 5 bis, en donde el daño se extiende por más de seis metros; así mismo por toda la Calle 6, que es la principal de Quintas de la Laguna y que conecta la entrada desde la Autopista Sur con la vía Indumil en el tramo que corresponde a la entrada de Hogares Soacha, urbanización edificada por la constructora Apiros.

Ante el daño de la malla vial que afecta primordialmente la vía principal del barrio, los residentes y la Junta de Acción Comunal en representación de la comunidad, se han dirigido a la administración municipal, a través de la Secretaría de Movilidad, explicando su inconformidad e indagando sobre el Plan de Manejo de Tráfico (PMT), con el fin de saber si esos vehículos están autorizados para movilizarse por el barrio, sin embargo argumentan no haber tenido respuesta respecto al tema.

“Del inconveniente le hemos informado a la secretaría de planeación, secretaría de movilidad, e incluso a las mismas inspecciones de policía; conjuntamente radicamos un derecho de petición en la empresa constructora Apiros, que asegura que los camiones no son de ellos, pese a que todos los que pasan se dirigen y salen de allá. De todas formas, mediante el derecho de petición también estamos esperando reunirnos con la constructora en nuestro salón comunal para llevar a cabo un reunión y procurar aclarar el tema”, puntualizó Javier Meneses, presidente de la Junta de Acción Comunal del primer sector.

Una de las grandes inconformidades que se ha convertido en el dolor de cabeza de los residentes de Quintas de la Laguna, es que el actual estado de las calles se presta para que los conductores de vehículos de tracción animal empiecen a depositar escombros sobre las vías del barrio, contribuyendo al deterioro de las mismas y dañando el aspecto del sector.