Con el fin de evaluar el estado de los incendios que se presentan en la vereda La Esmeralda del municipio de Tocancipá, así como en las zonas rurales de Agua Clara y La Puerta de Nemocón, el Gobernador de Cundinamarca, lideró desde la Alcaldía de Tocancipá un Consejo Regional de Gestión del Riesgo.


De la mesa de trabajo participaron los alcaldes Walfrando Forero, de Tocancipá; Renzo Sánchez, de Nemocón; José Joaquín Cubides, de Gachancipá, y el diputado de la provincia Luis Eduardo Mambuscay, así como la delegación de Bomberos de Cundinamarca, Ponalsar, el Batallón contra incendios del Ejército Nacional, la Cruz Roja, la Defensa Civil y el equipo técnico de la Unidad de Gestión del Riesgo departamental, quienes trazaron plan de acción para controlar las conflagraciones.

“Podemos informar a la ciudadanía que el incendio en jurisdicción de Tocancipá se encuentra controlado en un 90% y en estado de refrigeración en las zonas calientes, producto de la intervención inmediata e interinstitucional a través de 120 unidades”, señaló el Gobernador.

Asimismo, explicó que en la conflagración presentada en el municipio de Nemocón hay control absoluto, gracias a que 80 integrantes de los organismos de socorro lograron intervenir los puntos críticos hasta lograr su extinción. “A la fecha, el departamento de Cundinamarca reporta cero incendios forestales y esperamos que en esta época seca no se comprometan más hectáreas”.

El mandatario departamental, también hizo un llamado a las comunidades para que se denuncien a los pirómanos que causan estos graves e irreparables daños contra el ecosistema. “Cada hectárea comprometida tiene un costo de 12 millones para el sector público, pero si incluye apoyo de helicóptero el valor asciende a 40 millones. Es importante anotar que en lo corrido de 2016 más de dos mil hectáreas han sido arrasadas por incendios en Cundinamarca”.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca