La Alcaldía de Bogotá anunció la suspensión de procedimientos de mediana y alta complejidad. Hay nuevas medidas ante el inicio de tercer pico de pandemia.

La Alcaldía de Bogotá decidió decretar nuevas medidas sanitarias con fin de evitar un aumento desbordado de contagios y un colapso de las UCI, ante la inminente llegada del tercer pico de la pandemia.  

En la mañana de este lunes la alcaldesa, Claudia López, anunció que Bogotá vuelve a entrar en Alerta Naranja por pandemia, obligando a tomar nuevamente decisiones puntuales en conjunto con la Secretaría de Salud.

La primera medida anunciada es la suspensión de todos los procedimientos quirúrgicos no esenciales y no Covid, de mediana y alta complejidad. Esta decisión tiene como finalidad evitar la ocupación de camas hospitalarias y de UCI, las cuales deben estar disponibles para pacientes graves con coronavirus u otras enfermedades que requieran de estos cuidados.

La segunda medida tiene que ver con la convocatoria esta misma tarde a un comité epidemiológico con las IPS, en el que se analizará la situación sanitaria en la capital del país, el cual se realizará a las 2:00 p.m. de este lunes 5 de abril y se espera que en medio del encuentro se tomen mayores decisiones frente a las medidas que permitan contener el virus en Bogotá.

La Administración Distrital entregó cifras y aseguró que antes de iniciar Semana Santa, Bogotá registraba un 55% de ocupación UCI Covid, pero al finalizar esta semana se elevó al 64.6%.

Las cifras preocupan en Bogotá porque antes de Semana Santa el CRUE recibió 52 solicitudes de ingreso a UCI Covid, mientras que solo en la mañana de este lunes 5 de abril, se superaron las 100 solicitudes.

Hoy lunes la ocupación general de camas UCI en Bogotá es del 67.7% y del 64.6% de UCI Covid, mientras que de 2.331 camas UCI reportadas por las IPS, 1.479 son para pacientes con coronavirus.