En la noche del viernes se realizó un operativo a establecimientos nocturnos, cuyo resultado fue el decomiso de 400 botellas de licor y el cierre de algunos negocios.

Esta clase de operativos forma parte de las actividades de vigilancia y control que se realizan de manera conjunta entre Policía, Ejército, Secretaría de Gobierno y entidades como el ICBF, Defensoría del Pueblo y Personería.

“Anoche se realizaron actividades de control a establecimientos de lenocinio, consumo de bebidas embriagantes, discotecas, bares, y en prevención a la explotación sexual infantil; decomisamos aproximadamente 400 botellas de licor que presuntamente están adulteradas y serán dejadas a disposición de la Secretaría de Salud de Soacha”, dijo la Policía.

Estos operativos continuarán realizándose en todas las comunas del municipio con el fin de prevenir situaciones que vulneran la seguridad de las personas en Soacha.