Deficiencia de luminarias en Parque Campestre aumenta percepción de inseguridad

La deficiente iluminación de los espacios comunes de la ciudadela Parque Campestre tiene preocupada a la comunidad, pues las condiciones generadas por la relativa oscuridad durante las noches se presta para que los delincuentes de otros sectores amedranten a los transeúntes. La anomalía ha sido reportada pero la solución aun no llega.


Varias son las causas que generan la condición de las luminarias instaladas en las urbanizaciones de Parque Campestre. Una de las principales razones de la carencia de luz radica en que las cajas de energía que distribuyen el amperaje a los diferentes postes son insuficientes, y de hecho los residentes aseguran que algunas deberían estar en funcionamiento y aparentemente aún no han sido puestas en marcha.

“En varias ocasiones nos hemos dirigido a Sociluz y hemos tratado con los funcionarios directamente. Sin embargo las respuestas que obtenemos son evasivas y no nos aclaran ninguna de nuestras dudas ni peticiones, tampoco atienden las observaciones puntuales que les hacemos respecto al estado de los bombillos de varios postes”, resaltó David Quebrada, líder de la Ciudadela.

Para los residentes de Parque Campestre, una de las razones más obvias de la carencia de luz durante las noches tiene que ver con la altitud a la que están instaladas las lámparas, ya que sumado a la poca capacidad que ofrecen, la distancia que toman del suelo es exagerada.

“Haciendo una comparación con los postes de luz que se observan en otras partes del municipio y en Bogotá, estos fueron instalados tres metros por encima de lo general, en otros lugares evidenciamos que las luminarias están a cinco metros del suelo, mientras que en Parque Campestre tienen una distancia de ocho, además la iluminación que ofrecen es muy pobre”, destacó Yolima Torres, representante legal de Parque Campestre etapa 3.

Justamente, la representante legal radicó un derecho de petición, esperando averiguar por qué persiste el problema de la carencia de iluminación. Tras la gestión realizada especificó que la falta de compromiso por parte de la Constructora Bolívar y la administración municipal han influido en la dilatación del mejoramiento de la iluminación en los espacios comunes.

“Al radicar el derecho de petición me hicieron una descripción que ya conocíamos del estado de los postes y conjuntamente nos especificaron que uno de los problemas era que la constructora aún no le ha entregado al municipio. Seguramente la administración municipal tampoco tiene afán en reclamar, porque sería echarse otra carga encima”, relató la líder.

La directa consecuencia de la falta de iluminación ha sido el preocupante aumento de la percepción de inseguridad que han notado los residentes de la ciudadela, quienes argumentan que durante las noches, delincuentes de otros sectores aprovechan para amedrantar a la comunidad y apoderarse de los espacios públicos con el fin de consumir alucinógenos y fomentar la distribución de los mismos.

cargando...