Con la ayudad de funcionarios públicos, esmeralderos y narcotraficantes conformaron una banda para despojar de tierras a diferentes propietarios de Bogotá y Cundinamarca con el fin de lavar activos producto del narcotráfico. Entre los integrantes estarían miembros del clan “Pedro Orejas”.


El despojo de estas más de 4.800 propiedades en Bogotá y Cundinamarca se logró legalizar en varias oficinas de instrumentos públicos luego de pasar, en algunos casos, por despachos judiciales.

Dentro de la lista se encuentran algunas personas que ya tenían líos con la Justicia, como es el caso de Gilberto Rincón Castillo, hermano y compañero de extradición del esmeraldero Pedro Nel Rincón, alias Pedro Orejas.

También en la lista se encuentra el nombre de William Herrera López, sobrino del narcotraficante Hélmer Herrera Buitrago, alias Pacho Herrera y quien lideraba algunos puntos de la ciudad.

En la lista de denuncias, se conoció una que deja en evidencia cómo las organizaciones burlaron a la propia Fiscalía. Se trata de predios que se encuentran en extinción de dominio o en medio de procesos judiciales.

Las investigaciones por el despojo de tierras tienen un número importante de capturados. Sin embargo, muchos de estos casos que manejó la Unidad Anticorrupción (donde estuvo el exfiscal Luis Gustavo Moreno) no tuvieron respuesta.

Tomado de: La W