Los domiciliarios en Bogotá no se escapan de los ladrones. Delincuentes llaman y hacen pedidos con el único fin de atracar a quien llega con el producto, incluso se han robado hasta las motos.

 Los casos más recientes de robos denunciados por la ciudadanía han ocurrido en barrios como Galicia, Candelaria y Perdomo, en la localidad de Ciudad Bolívar.

De acuerdo a videos de seguridad y testimonios de las víctimas, son entre cuatro y seis delincuentes jóvenes los que caen como lobos sobre supresa. “Llaman para hacer el pedido, dan una dirección y esperan escondidos para cuando llegue el domiciliario caerle y robarle todo: la plata, los productos e incluso las motos o bicicletas”, relató un vecino de la zona.

Los domiciliarios pidieron protección y algunos dijeron que no volverán a prestar servicio en esta zona de la ciudad.

Lo que llama la atención es que los delincuentes son muy jóvenes, incluso algunos residentes dijeron que hay menores de edad.

Foto: captura de pantalla