La delincuencia no tiene límites en Bogotá. Un policía fue asaltado cuando llegó a su casa, lo golpearon, le robaron la camioneta de la institución y el arma de dotación.

 El uniformado, que se encontraba de civil y está adscrito a una unidad de escoltas de la institución, llegaba a su residencia del barrio Veraguas, en la localidad de Puente Aranda cuando sucedieron los hechos.

Lo que se conoció es que los sujetos esperaron varios minutos a que ingresara a la casa para abordarlo; allí lo golpearon, subieron en el vehículo y huyeron hacia el centro de la capital.

Según la policía, cuatro delincuentes a bordo de un taxi se bajan, lo someten y le hurtan la camioneta, causándole algunas lesiones. Posteriormente fue trasladado al Hospital Central de la Policía; el parte médico es que está fuera de peligro.

La Policía revisa cámaras de seguridad del sector y desplegó por toda la ciudad un operativo para buscar en parqueaderos, avenidas y un control importante en las salidas para evitar que el vehículo salga de la ciudad.

Foto: referencia