No tuvo eco la propuesta hecha por los concejales Heiner Gaitán, Giovanni Ramírez y Camilo Nemocón. 13 cabildantes votaron negativo.

 A pesar del inconformiso ciudadano con respecto al avalúo y el alza exagerada del impuesto predial, 13 concejales no aceptaron la propuesta de aprobar el aplazamiento de la entrada en vigencia de la actualización catastral, lo que indica que cada uno de los contribuyentes debe pagar la cifra estipulada en el recibo y en la fecha prevista, al no ser que considere que tiene fundamento para hacer algún reclamo.

Así votaron los concejales de Soacha hoy ante la propuesta de aplazar la entrada en vigencia de la actualización catastral:  

  • Juan Carlos Arias: negativo
  • Yolanda Ariza: negativo
  • Terry Mauricio Bogotá: negativo
  • Edgar Cárdenas: negativo
  • Norberto Cuenca: positivo
  • Joel de los Ríos: negativo
  • Miguel Adolfo Figueroa: negativo
  • Heiner Gaitán: positivo
  • Camilo Nemocón: positivo
  • Jazmín Olarte: negativo
  • Carlos Ospina: negativo
  • Alberto Plazas: positivo
  • Giovanni Ramírez Moya: positivo
  • Juan Rodrigo Rivera: Negativo
  • Wilson Andrés Rodríguez: Positivo
  • Néstor Rozo: Negativo
  • Jaime Eulises Sepúlveda: Negativo
  • Hernán Darío Soto: Negativo
  • Jonathan Vela: Negativo

Los concejales Heiner Gaitán, Giovanni Ramírez, Camilo Nemocón, Alberto Plazas y Wilson Andrés Rodríguez, quienes respaldaron la propuesta, se mostraron molestos porque consideran que no se puede atropellar a la ciudadanía en medio de la pandemia. “Duele porque hoy la ciudadanía se manifiesta y guardaba la esperanza de aprobar esta proposición”, sostuvo el concejal Rodríguez.

“Hay que hacer los reclamos, pero la ciudadanía no se siente atendida, lo que encuentran es que Catastro se ratifica en los valores del avalúo e impuesto”, añadió Giovanni Ramírez.

Finalmente, el concejal Camilo Nemocón dijo: “Con tristeza vemos que la propuesta no tuvo eco, pero el inconformismo lo percibimos en los barrios, en las comunidades. Preocupante cuando dicen que no hay afectación económica, cuando la gente está muy atropellada por la pandemia”.