Delincuentes venezolanos atracaron con machetes a residente de Hogares Soacha, lo querían asesinar

Vuelve y juega. De nuevo un grupo de delincuentes venezolanos protagonizó un violento atraco en el camino de Hogares Soacha a Ciudad Verde. Con machetes querían asesinar a un transeúnte.

La esposa del hombre atracado, residente en Hogares Soacha, cuenta que el paso por la casona antigua de este sector se volvió un verdadero peligro. Afirma que su esposo fue víctima de tres delincuentes venezolanos que lo querían asesinar.  

“En el mismo sitio donde hace un tiempo desapareció el muchacho de la droguería (Richard Bustos), el pasado viernes a las 8:30 p.m. mi esposo venía de trabajar y le salieron tres venezolanos, cada uno con dos machetes largos tipo charapo, incluso uno tenía un cuchillo mataganado”, relató la mujer.

Pero a pesar de que el hombre no opuso resistencia y entregó todo, al parecer la intensión de los delincuentes era hacerle daño.  “No contentos le metieron un planazo en el estómago, imagino que para sacarle el aire. Luego le pusieron un machetazo en la rodilla, pero por fortuna no entró y sólo le quedó un rasguño”, agregó.

De acuerdo al relato de la mujer, cuando los delincuentes lo cogieron por detrás, la idea era llevarlo hacia el barranco para asesinarlo. “Le decían, agarremos a este HP, pongámoslo contra el barranco, matémoslo y echémoslo al charco”, añadió la esposa de la víctima.  

Por fortuna de Dios se logró escapar y hoy el hombre asegura que “volvió a nacer”, pero fue necesario acudir a Medicina Legal para ser valorado.

 Sin embargo, les queda el sin sabor porque en este sector ya es costumbre que delincuentes venezolanos atraquen y hagan daño, y las autoridades no hagan nada.  “Cómo es posible que la policía no investigue, cuando ese sitio es un nido de ratas y ladrones, y es mucha la gente que han atracado”, sostuvo la mujer.

La esposa de la víctima envió un mensaje directo al alcalde Juan Carlos Saldarriaga para que intervenga, teniendo en cuenta que los atracos son repetitivos en este punto aledaño a la avenida San Marón. “No quiero que Soacha se vuelva una cuna de ratas cuando nosotros vivimos hace 7 años y nunca nos había pasado nada”.

Finalmente, reiteró lo que todos saben, que el paso por la casa antigua se volvió peligroso, que los atracos son constantes, y que aun así la policía no hace nada, por eso insistió para que las autoridades busquen una solución y no permitan que este grupo de delincuentes siga haciendo daño.

Foto: referencia – Baradero

cargando...