Cinco organizaciones delincuenciales fueron desmanteladas, una de ellas distribuía droga en Soacha y Sibaté, las demás en Bogotá.  Algunas están involucradas en homicidios y trata de personas.

A través de la operación ‘Kratos’, la Fiscalía, la Alcaldía de Bogotá y la Policía Nacional impactaron cuatro estructuras delictivas vinculadas al microtráfico, homicidio y la trata de personas, se capturaron y judicializaron 22 de sus presuntos integrantes. En otra acción se desarticuló un grupo delincuencial responsable de la venta de estupefacientes en Corabastos y sus alrededores.

Grupos impactados:

• Anubis. Este grupo delincuencial estaría involucrado en la venta al menudeo de estupefacientes en barrios de las localidades de Kennedy, Bosa y Ciudad Bolívar. Además de invadir parques, entornos educativos y sitios público para la distribución de sustancias alucinógenas; las personas que harían parte a esta red intimidaban a las comunidades y habrían participado en dos homicidios ocurridos en el año. Cinco integrantes de ‘Anubis’ fueron capturados y judicializados por los delitos de concierto para delinquir agravado, y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

• Coteros. Actividades investigativas realizadas durante casi un año permitieron identificar varias víctimas de una red de trata de personas denominada ‘Coteros’. Al parecer, jóvenes extranjeras en condición de vulnerabilidad eran contactadas, llevadas mediante engaños a un establecimiento comercial para cumplir diversos trabajos y terminaban explotadas sexualmente. Todo ocurría en un ambiente de amenazas y chantajes que impedía a las mujeres escapar. Según el material probatorio recaudado, estos ciudadanos les ofrecían vivienda, alimentación y trabajo a las víctimas, mientras las sometían a largas jornadas laborales, limitándoles su autonomía, infundiéndoles temor, controlando sus movimientos, imponiéndoles multas y obligándolas a llevar a cabo prácticas sexuales que ellas no deseaban.

Cuatro personas que estarían vinculadas al andamiaje criminal de ‘Coteros’ fueron capturadas y judicializadas por el delito de trata de personas.

• Delta. Desde las zonas de producción de cultivos ilícitos en Cauca y Huila, ‘Delta’ movía cargamentos de estupefacientes hacia los barrios Nueva Deli, 20 de Julio, Los Libertadores, Juan Rey, Guacamayas, Las Cruces, Kennedy Central y Patio Bonito de las localidades de San Cristóbal, Santa Fe y Kennedy de Bogotá.  

La organización delincuencial acopiaba los alijos, preparaba las dosis y luego las distribuía a diferentes puntos de la ciudad para venderlas. Los indicios dan cuenta de que la comercialización se extendía a municipios aledaños como Soacha, Sibaté y Fusagasugá (Cundinamarca).

Siete personas fueron detenidas y presentadas ante jueces de control de garantías por los delitos de homicidio agravado (por dos eventos), concierto para delinquir; tráfico, fabricación o porte de sustancias estupefacientes; y porte ilegal de armas de fuego.

• Los Monederos. Seis presuntos integrantes de esta estructura delictiva fueron capturados. Se les atribuyen actividades relacionadas con microtráfico en la localidad de Kennedy. Ante un juez de control de garantías fueron imputados por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y concierto para delinquir agravado.

Otras acciones

 Además, en el último mes fue desarticulado el grupo delincuencial La Felicidad, que sería el responsable de la venta de estupefacientes en Corabastos, el barrio María Paz e inmediaciones del Portal de Transmilenio de Las Américas, en la localidad de Kennedy.

11 personas, quienes también estarían vinculadas a un asesinato ocurrido el 30 de mayo del presente año, fueron aseguradas. La Fiscalía les imputó delitos como: homicidio; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones; y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Foto: referencia