Con la adecuación de la vía Paralela a la Autopista Sur, el descontento se hace evidente entre peatones y conductores que diariamente confluyen en un álgido sector del barrio Rincón de Santa Fe, donde la tranquilidad de sus residentes se ha visto interrumpida por las obras.


Desde hace ocho meses, la alcaldía municipal viene adelantando la reconstrucción de la vía Paralela a la Autopista Sur, esto con el fin de facilitar el acceso a la parte central del municipio y mejorar la movilidad en esta zona de la ciudad. Sin embargo, algunos habitantes de Rincón de Santa Fe manifiestan que se les está agotando la paciencia con la demora en las obras y más aún con el uso que los conductores de vehículos le están dando a las vías internas del barrio.

“Yo estoy de acuerdo con las obras, pero no estoy de acuerdo con tanta demora y que nuestro barrio tenga que albergar diariamente una cantidad tremenda de carros, el tráfico es una mescolanza porque por un lado salen los buses que van para Ciudad Verde, pasan volquetas y vehículos pesados, y por el otro, los carros que necesitan salir a la Avenida Terreros están saliendo por la transversal 13 sin que haya un control adecuado de la policía”, dijo Fabio Castañeda, residente de la zona.

“El caos que hay aquí en las horas de la noche es terrible, porque si usted se da cuenta esa es la hora en que la gente llega estresada de trabajar y se encuentra de paso con muchos vendedores, fuera de eso la cantidad de carros hace que cualquiera pierda la tranquilidad en este sector, tanto así que uno termina con dolor de cabeza por tanta bulla porque no hay quien control el tráfico, yo me atrevo a decir que hace falta un semáforo en la diagonal 34 con transversal 13, que es donde se concentra todo el tránsito”, expresó Carmenza Porras, habitante de Rincón de Santa Fe.

Al consultar con Oswaldo Ávila, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, manifestó que se ha pedido el apoyo de la policía de tránsito para descongestionar y controlar en mayor medida el tráfico vehicular que agobia a este sector, este apoyo ha llegado en algunas ocasiones, pero de acuerdo a lo señalado por el líder comunal, aún falta más presencia institucional para que los conductores manejen con más respeto y no infrinjan las normas de seguridad en la zona.

“Obviamente como no hay otro camino para el ingreso del transporte público y particular, las calles del barrio se han venido congestionando en los últimos tres meses y muchas se han dañado, claro que se le ha buscado amigablemente una solución al problema, aunque reconocemos que toda obra de gran tamaño implica una serie de incomodidades que a futuro tienen que aceptar las comunidades, porque si no es así, las obras tampoco se podrían terminar”, resaltó Ávila.

De igual manera, dijo que se ha tratado de incentivar a los vecinos para que tengan paciencia mientras se ejecutan las obras, dado que a futuro se espera que esta obra beneficie a los habitantes de Rincón de Santa Fe y de algún modo se les retribuya las incomodidades causadas hasta este momento y por el tiempo que pueda demorar la adecuación de esta importante vía de Soacha.