Según el concejal de Chía, Roberto Camargo, dos mascotas murieron y otras 15 fueron golpeadas y recibieron serias lesiones en su cuerpo, al parecer de manos de la persona que las cuidaba.

El cabildante atendió la denuncia de la dueña de una de las mascotas muertas, la cual fue hallada sepultada en el lugar y con visibles muestras de violencia.  

De acuerdo al concejal, el albergue donde cuidaban los animales está ubicado en el sector de La Balsa. Hasta allí llegaron las autoridades y comprobaron que 15 perros habrían sufrido golpes con elementos contundentes y otra clase de lesiones.

Camargo indicó que el presunto responsable del repudiable caso fue capturado, pero luego dejado en libertad ante la falta de denuncias que argumentara su detención.

Tomado de Noticias Día a Día