La administración cundinamarquesa trabaja para ser el primer territorio de paz de Colombia y a los municipios de La Palma y Viotá se les sumarán en este esfuerzo Yacopí, Caparrapí, Gutiérrez y Cabrera.


“La Gobernación de Cundinamarca está de fiesta porque el Gobierno Nacional priorizó para la reparación integral individual de víctimas dos municipios del país y uno de ellos es La Palma”.

Así se refirió la jefe de Oficina de Atención Integral a Víctimas del Conflicto Interno de la Secretaria de Gobierno de Cundinamarca, Edna Rocío Pulido a la entrega de cartacheques a 526 víctimas del conflicto interno de La Palma.

“En esta jornada de cuatro días, vamos a entregar en total 526 cartacheques; contamos con el apoyo de la Unidad de Víctimas del gobierno nacional que priorizó a dos municipios en el país, San Carlos, en Antioquia y La Palma de Cundinamarca”, puntualizó Edna Rocío Pulido.

La jornada en La Palma dio inicio a un proceso que permite reparar a aquellos habitantes del municipio que padecieron situaciones de alto impacto en materia de desplazamiento forzado. En ese sentido, Pulido aclaró: “La Palma fue priorizada y esto les va a permitir a las víctimas comenzar a restituir sus derechos y garantizar nuevas pautas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Este año haremos este mismo ejercicio en el municipio de Viotá, que son nuestros dos municipios territorios de paz y, de acuerdo con las directrices del Gobernador Álvaro Cruz llegaremos a ellos con nuestra oferta de servicios, con toda la inversión social para garantizarles a ellos la restitución de los derechos”.

Es de resaltar que la comunidad beneficiada expresó permanentemente su agradecimiento a los gobiernos nacional y departamental en materia de reparación y quienes de acuerdo con un censo fueron seleccionados y recibieron cartacheques como parte del proceso de indemnización administrativa. Para ello, la Unidad de Víctimas adelantó procesos de valoración y de tasación acordes con la cantidad de miembros o de sujetos que pertenecen su núcleo familiar y de esta forma garantizar recursos que pueden ir hasta los $16 millones. Es de recordar que se designó un total de $7.800 millones para la reparación de 526 personas víctimas del conflicto interno.

Por su parte, la secretaria de Cooperación Internacional y Enlace Institucional, Pilar Gaitán destacó el compromiso del gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, para consolidar el Departamento como uno de los primeros en reparación integral a las víctimas del conflicto interno. “La entrega de cartacheques hace parte del proceso de reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno que con compromiso y dedicación, sin mitigar ningún esfuerzo, ha asumido el Gobernador de Cundinamarca”, señaló.

Igualmente la funcionaria sostuvo que su participación junto a la Secretaría de Gobierno permite acompañar la construcción de un nuevo futuro. El Departamento aspira ser el primer territorio de paz de Colombia y a los municipios de La Palma y Viotá se les sumarán en este esfuerzo Yacopí, Caparrapí, Gutiérrez y Cabrera. “Estos municipios están apostando a mitigar y hacer parte de ese proceso que hoy se simboliza con la entrega de unos recursos que ayudan a sembrar proyectos, a reconstruir sus vidas y a contribuir a que el departamento sea un territorio de convivencia, de tolerancia, de productividad de equidad y de inclusión”, dijo.