Restringir el porte de armas, toque de queda, prohibir el expendio de bebidas embriagantes, circulación de motos con parrillero, transporte de cilindros, llantas y escombros, son entre otras las medidas que el Secretario de Gobierno del departamento Roberto Moya recomendó para el domingo.


El funcionario dijo que de conformidad con la Ley 136 de 1994, los alcaldes podrán proferir los actos administrativos necesarios para la adopción de las medidas que garanticen la seguridad y eviten la alteración del orden público en la jornada electoral del domingo.

Los alcaldes municipales podrán coordinar con los Comandantes de la Fuerza Pública los operativos que sean necesarios para verificar el cumplimiento de las medidas que se adopten y los demás tendientes a garantizar la movilización de las comunidades que pretendan participar democráticamente en la jornada electoral.

Constitucionalmente y de acuerdo al artículo 315 de la carta magna, un alcalde debe “conservar el orden público en el municipio, de conformidad con la Ley y las instrucciones y órdenes que reciba del Presidente de la República y del respectivo Gobernador. El Alcalde es la primera autoridad de policía del municipio. La Policía Nacional cumplirá con prontitud y diligencia las órdenes que imparta el Alcalde por conducto del respectivo comandante”.

En Bogotá y Cundinamarca está suspendida de manera general y por tiempo determinado la vigencia de salvoconductos, licencias y permisos para el porte de armas de fuego. Esta restricción comenzó a regir el pasado 18 de septiembre y se mantendrá hasta las 6 de la mañana del lunes 28 de septiembre del 2009.