Una vivienda ubicada en la transversal 13 con calle 9, sobre la avenida las Torres del primer sector del barrio León XIII, y en donde por más de seis meses vivieron alrededor de 35 personas dedicadas a robar, atracar y vender droga, fue desocupada esta semana para tranquilidad de sus habitantes.


Cuentan los vecinos de este sector de la comuna tres del municipio que desde que su propietario (que vive en Boyacá) arrendó el inmueble a una señora y ésta a su vez sub arrendó a unas cinco familias, el sector se convirtió en uno de los sitios más inseguros de la zona.

“Lo que pasaba es que los que ocupaban ese inmueble eran drogadictos, ladrones, gente de mala calaña y debido a su presencia el barrio venía siendo objeto de atracos y abusos de quienes vivían allí, incluyendo niños que apoyaban a los mayores con actos delincuenciales. Observábamos que la gente que pasaba por el frente la atracaban; a un vecino por ejemplo que se atrevió a hacer un reclamo lo cogieron, lo apuñalaron, no se pudo defender y ahí lo dejaron tendido, alcanzó a andar unas cuadras y le tocó sólo irse para el hospital. Casi todos los días se presentaban riñas, robaban, expendían droga y hacían mucho daño. Inclusive tenían un caballo que lo amarraban al frente, lo lavaban allí y hasta sus necesidades fisiológicas hacía al frente de la casa, cosa que nos estaba perjudicando”, manifestó un vecino que pidió reservar su nombre.

Los atracos, robos, el expendio de droga y las riñas eran constantes y la gente era poco lo que podía hacer porque al llamar a las autoridades no habían medidas concretas que permitieran el desalojo de los ocupantes de la vivienda. “La policía venía, miraba, un día cogieron a uno de ellos, le dieron dos vueltas y lo soltaron”, expresó una de las residentes del barrio.

El miedo se apoderó de la mayor parte de vecinos quieren constantemente eran víctimas de las personas que residían en la ‘macabra’ vivienda. “La verdad todos teníamos temor y nos sentíamos incapaces de enfrentar a esos delincuentes, sin embargo silenciosamente se denunció, llegó a oídos de la Junta y hoy afortunadamente estamos más tranquilos porque se logró que desocuparan. Ahora se respira otro ambiente, ya por lo menos uno puede mandar a los muchachos a un mandado, o a la escuela a estudiar…”, replicó el propietario de uno de los negocios de la cuadra.

Por fortuna de los habitantes de este sector de la avenida las torres, en el primer sector del barrio León XIII, la vivienda finalmente fue desocupada y hoy se respira un ambiente más tranquilo y seguro.