Desarticulan banda que delinquía dentro de la cárcel de Fusagasugá, Cundinamarca

La organización ‘Los del Patio’ se dedicaba a extorsionar a los internos para permitirles su libre movilidad y suplir algunas de sus necesidades básicas dentro del penal.

La Fiscalía General de la Nación desarticuló y logró la judicialización de la estructura criminal Los del Patio, integrada por reclusos del Centro Carcelario y Penitenciario de Fusagasugá (Cundinamarca), señalados de hacer cobros extorsivos a otros presos del mismo penal.

La investigación a cargo de una fiscalía especializa Gaula, adscrita a la Seccional Cundinamarca, reveló que desde el 14 de mayo de 2019 hasta la fecha, una banda criminal compuesta por personas condenadas por diversos delitos venía extorsionando a los nuevos reclusos que ingresaban a ese centro carcelario, ofreciéndoles celdas, colchones o camarotes a cambio de exigencias económicas.

Del mismo modo, se evidenció que a quienes se rehusaban, les infringían heridas con armas cortopunzantes hasta que sus familiares entregaran dinero cada vez que ellos lo requerían.

“Los nuevos reclusos eran abordados por dos sujetos: alias el Pluma y alias El Mico, quienes les indicaron que eran los que controlaban el patio y les exigieron dinero para tener derecho a dormir en una celda, en una colchoneta y para no ser agredidos o maltratados dentro del penal”, sostuvo el fiscal al realizar la imputación.

Agregó que, en un evento, ante tal situación, las víctimas se rehusaron a cancelar dichas sumas, razón por la cual los dos hombres habrían dado la orden a un grupo de internos que se conocen como ‘los masajeadores’, para que procedieran a aislarlos por desobedientes y luego darles pinchazos o chuzones con armas blancas.

“Posteriormente les proporcionan un teléfono para que llamen a sus familiares y le soliciten consignar los dineros a nombre de las dos mujeres que están en el exterior de la cárcel”, y en ocasiones “les impedían salir de las celdas por varios días hasta ponerse al día en la cuota”, puntualizó el fiscal del caso.

Tras varias semanas de investigación, interceptaciones telefónicas y análisis a videos y a denuncias, se logró identificar a tres hombres y a una mujer, a quienes el ente acusador les imputó los delitos de extorsión agravada en calidad de coautores, en concurso heterogéneo y sucesivo con el delito de concierto para delinquir agravado.

Entretanto, el Juez Segundo Penal Municipal con función de control de garantías de Fusagasugá (Cundinamarca) les impuso medida de aseguramiento intramuros, mientras que a otra mujer le dictó detención domiciliaria.

Los afectados con la decisión judicial son:

  • Daniel Sánchez Martínez (interno que al parecer recibía el dinero)
  • Euclides Olave (interno que al parecer recibía el dinero)
  • Malkom Steven Tolosa Torres (interno que presuntamente cometía las agresiones).
  • Yuli Tatiana Álvarez (supuesta cobradora externa)
  • Luz Marina Vera Aragón (supuesta cobradora externa).

Estas personas fueron enviadas a la Cárcel Modelo y Buen Pastor en Bogotá, respectivamente, a excepción de Luz Marina Vera, a quien le fue impuesta detención domiciliaria porque acreditó ante el juez de garantías afectaciones en su salud.

cargando...