Debido al problema que presentan los jardines infantiles manejados por el ICBF a nivel nacional, el tradicional hogar de bienestar  La Ronda del Caracolito en Soacha aún no comienza clases. Hay cientos de madres desesperadas porque no tienen quién cuide a sus hijos.

La última medida tomada por el Hogar Infantil de Bienestar fue convocar a los padres de familia para que se acercaran a la sede ubicada al lado del Colegio Bolívar a firmar un derecho de petición y enviarlo al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

 “Hoy nos citaron las profesoras para firmar una carta de parte de los padres al Bienestar a ver si comienzan lo más pronto posible. El problema es que nos dijeron que  iniciaban actividades el 10 de febrero pero ahora nos dicen que no porque  han tenido problemas  con el ICBF”, sostuvo Jessica Páez, madre de familia de una niña de párvulos y residente en Parque Campestre.

El problema además es para las mamás porque muchas de ellas no tienen con quién dejar a sus hijos.

“Como mamás todos los días debemos  mirar con quién dejarlos, en mi caso tengo un niño y toca cuidarlo o cuidarlo, hoy con uno, mañana con el otro,  o si no buscar otro  jardín porque no se pueden seguir dejando en la casa”, sostuvo  Flor Marina Rubio, madre de familia de la Ronda del Caracolito.

Pero más allá de buscar quién cuide a los niños, hay personas como Marcel Murillo, residente  en la Florida Alto, que debe cargar con su pequeño cuando sale a trabajar.

“Yo vendo medias en la calle y estos días no he podido trabajar porque hay una policía de infancia que mantiene haciendo rondas y si me ve con el niño, me dice que me lo quita. Yo soy sola  y la verdad no tengo quién me lo cuide”, finalizó.