La noche del viernes 9 de octubre muchos clientes volvieron a los bares y a vivir el ambiente de estos sitios de diversión. Aunque sólo se abrieron 20, es el inicio de la reactivación de este sector de la economía del municipio.

Como parte del plan piloto para continuar con la reactivación de la economía y los empleos en Soacha, anoche  se abrieron  20  bares en Soacha, unos pertenecientes a la Asociación de Comerciantes Nocturnos (ASO21), y otros  en el sector de San Mateo, previamente avalados por las secretarías de Gobierno y Salud de Soacha.

En adelante y mientras permanezca el plan piloto, dichos establecimientos deben cumplir con rigurosos protocolos de bioseguridad y podrán estar abiertos hasta las 12 de la noche.

La noticia cayó bien entre los clientes y habitantes del municipio que gustan de esta clase de espacios. “Muy bien, la verdad hacía falta y aunque es raro tanto protocolo en un bar y hablar de distanciamiento, creo que es un buen principio”, dijo  Santiago Avendaño, residente en San Mateo.

Sin embargo, la decisión de sólo permitir que 20 bares participen en el plan piloto causó rechazo entre los propietarios de estos negocios barriales al considerar que hubo discriminación, pero entienden que es un proceso y esperan que pronto tengan el permiso para funcionar.  “Lo que la alcaldía debe entender es que estamos al borde de la quiebra y estamos dispuestos a cumplir estrictamente los protocolos, pero que nos permitan abrir”, dijo el dueño de un bar en Compartir.

Por lo pronto, se hará estricto seguimiento a los 20 bares que participan en el plan piloto, al tiempo que se estudia la posibilidad de empezar a habilitar otros negocios de este tipo, pero dependiendo del comportamiento del virus en el municipio.