El producto  será entregado a las familias más vulnerables del departamento. Para ello, la Gobernación  de  Cundinamarca invertirá  más de 500 millones de pesos.

“Seguimos insistiendo en la enorme necesidad de comprarle directamente a nuestros productores, a los campesinos de Cundinamarca sin intermediarios. Hoy estamos viendo como devuelven sus cargas de papa o se la pagan muy por debajo de lo que vale cosecharla. Nosotros desde la Gobernación vamos a comprar 1.200 toneladas a precio justo y directo”, explicó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García.

Esta medida está encaminada a evitar la intermediación comercial y garantizar que los papicultores obtengan un mayor ingreso por la carga de este importante alimento.

“La compra se hará por medio del programa “Primero lo Nuestro” con mejores precios para los campesinos que se dedican a esta actividad y evitar que vayan a la quiebra, porque hay sitios de comercialización que les están pagando la carga a treinta mil pesos, pero la Gobernación les va a comprar con mejores niveles para que recuperen la inversión”, detalló el secretario de Competitividad y Desarrollo Económico, Juan Gabriel Ayala.

La papa se le va a entregar a las familias de mayores necesidades económicas de los diferentes municipios, con el fin de que garanticen parte de su dieta alimentaria.