A pesar de que un grupo de mujeres quiso que la jornada fuera de fiesta y celebración, unas pocos se dedicaron a romper estaciones de Transmilenio y protagonizar actos vandálicos.

Inicialmente, las manifestantes se reunieron sobre las 3:00 p.m. en distintos puntos de Bogotá para marchar pacíficamente y reclamar sus derechos. La apuesta era caminar, bailar y cantar en el Día Internacional de la Mujer.

En principio así lo hicieron, marcharon ondeando pañoletas verdes, con bailes y cánticos, y exigieron el fin de la violencia machista.

Sin embargo, cuando entró la noche empezaron desmanes y actos vandálicos, especialmente contra el sistema Transmilenio.

La empresa informó que 8 estaciones fueron blanco de vandalismo. Se reportaron daños en vidrios de puertas laterales y ventanas en las estaciones Calle 57, Marly, Calle 45, Av. 39, Calle 34, Centro Memoria, Concejo de Bogotá y Av. El Dorado.

Pero además de romper las estaciones, hicieron grafitis en buses y estaciones, concretamente en calle 76, calle 72, flores, calle 63, calle 57, Marly, calle 45, calle 39, calle 34, calle 26, CAD, Centro Memoria y Concejo Bogotá.

En algunas troncales se presentaron enormes represamientos de los articulados de Transmilenio.