El trágico hecho ocurrió sobre la 1:30 p.m. del martes 8 de marzo cuando el joven de Chía se desplazaba por la autopista Norte y fue arrollado por una tractomula en Bogotá.

Lo que aseguran familiares del joven Andrew Isaías Montaño, de 16 años, es que se desplazaba por la autopista Norte de Bogotá, junto con un grupo de amigos, pero a la altura de la calle 222 había un carro parqueado que lo hizo esquivar para continuar su camino. No obstante, venía una tractomula y el conductor empezó a cerrarlo hasta que lo alcanzó a arrollar y lo dejó tendido en la vía.   

De acuerdo a testigos, el joven quedó mal herido, pero el conductor de la tractomula no le importó y siguió su camino, y pesar de que algunos que iban en sus vehículos trataron de detenerlo, fue imposible.

Familiares del joven accidentado denunciaron que la ambulancia tardó más de una hora en llegar, tiempo valioso para mantener a Andrew con vida, quien a pesar de ser atendido por un agente de tránsito que sabe de primeros auxilios,  murió por la gravedad de las lesiones recibidas.  

Ahora las autoridades buscan evidencias para dar con el paradero del conductor de la tractomula que acabó con la vida del joven Andrew Isaías Montaño.