Pedro Julio Sánchez, Elizabeth Campos, Carlos Fernando Bogotá y Darío Alejandro García fueron condecorados con la medalla del Dios Varón durante el primer día de la soachunidad que se celebró en el municipio. Se espera que la iniciativa tenga continuidad durante los próximos gobiernos.


Dos actividades enmarcaron la primera celebración del día de la soachunidad: condecoración e imposición de la medalla del Dios Varón a los cuatro ciudadanos ejemplares del municipio y una cena de gala en donde se resaltó la labor de cada uno de ellos. Se espera que el gobierno entrante y los venideros continúen con esta iniciativa, justamente la presencia de la próxima Gestora Social del municipio, Luisa Castellanos, es la ratificación de este compromiso.

“Esta es la primera versión del día de la soachunidad, esperamos que año tras año más líderes sean reconocidos. Nos acompañó la gestora social entrante y ha manifestado su deseo de continuar con la iniciativa. Esta es una iniciativa que pretende recobrar la soachunidad a partir de excelentes ejemplos humanos de personas nacidas en esta tierra que han podido cosechar en el transcurso de su vida, son cuatro motivos de orgullo para el municipio de Soacha, pues si tuviéramos identidad, amor propio , sentido de pertenencia vamos a hacer de Soacha una ciudad más próspera”, expresó el alcalde saliente del municipio, Juan Carlos Nemocón.

Estos fueron los ciudadanos condecorados:

Pedro Julio Sánchez

Reconocido líder político e investigador de la historia municipal. Estudió su bachillerato en el Colegio Bolívar en donde conoció a su rector: Padre Cándido López, quien fuera su gestor y formador político y espiritual. Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Colombia, se graduó como Doctor en Derecho, Ciencias Políticas y Sociales en la misma universidad.

Fue concejal de Soacha, diputado de la Asamblea de Cundinamarca hasta 1990 y notario de Soacha por 9 años.De filiación política Liberal, fue uno de los mayores líderes de la década del 80 y parte de los 90, por esa época fue gestor de la rama política de ese partido que se denominó Nuevo liberalismo, de la mano de su amigo y jefe político Luis Carlos Galán Sarmiento. Fue testigo de la fatídica noche del 18 de Agosto de 1.989 y de importantes sucesos históricos del municipio.

Al recibir la mención honorífica, Pedro Julio expresó:

«Para mí es de mucha satisfacción y además me engrandece, yo no sólo he querido a Soacha, la he amado, porque lo que logré y a dónde alcance a llegar como estudiante, profesor y profesional se lo debo a ella. Yo estudie con una beca que me dio el municipio, por eso pude estudiar, participé en la fundación de colegios y de un periódico.

Estoy escribiendo un libro, está en borrador y es un material que espero permita seguir hablando de Soacha y ser un ejemplo para la juventud. Este libro es producto de año y seis meses de memorias y de investigaciones que he realizado en los anales del Concejo Municipal.

Yo todavía le quiero aportar a Soacha, quiero que la juventud siga el ejemplo que yo perteneciendo a la clase media baja (mi familia se dedicaba a la producción de colesterol) no fue un impedimento para que siguiera estudiando. Logré surgir con mucho esfuerzo y sacrificio, el dinero no es lo único que se necesita para estudiar, se requiere voluntad y querer salir adelante».

Elizabeth Campos Ramírez

Bachiller egresada del colegio Integrado de Soacha, Estudió Psicología, es pedagoga, consultora y especialista en Gerencia Social. Cuenta con 24 años de experiencia social y en la dirección ejecutiva y administrativa de organizaciones de orden Nacional e Internacional.

A partir de los 14 años se vinculó a la Iglesia Católica desarrollando actividades de catequesis, además realizó actividades de apoyo social en los Barrios Ciudadela Sucre, Cazuca y alrededores. Desde hace más de cinco años es la directora de la ‘Fundación sanar’, entidad sin ánimo de lucro que busca más allá de la cura del cáncer, procesos de apoyo para que los pacientes encuentren resignificación de su vida. Elizabeth, es una de las promotoras del programa Tapas para sanar.

Así habló Elizabeth acerca de su labor:

“Es un legado y una experiencia fruto de mi trabajo en Soacha, la fundación es pionera en el programa Tapas para Sanar que vincula a las personas de todo el país en un proyecto y a través de una acción tan sencilla como recoger tapitas plásticas se ha logrado la solidaridad de los colombianos. Estas tapitas se usan para para financiar los programas de la entidad.

Para mí es un motivo de orgullo saber que han considerado mi nombre para rendir homenaje a lo que significa ser de este municipio, estoy orgullosa y segura que este es el primer paso de reconocer talentos y personas que hemos venido trabajando y viviendo en este municipio y haciendo cosas grandes por él o por el país. Sintámonos orgullosos de donde somos y lo somos, el hecho de ser de este municipio no es motivo de vergüenza y todas las cosas que uno se proponga las puede hacer con ganas, perseverancia y empuje”, aseguró la psicóloga.

Carlos Fernando Bogotá Duque

Realizó su primaria en el Gimnasio Santa Ana de Soacha y es bachiller del Colegio Bolívar. Posteriormente estudió economía en la Universidad de los Andes profesión que lo llevó por el mundo del periodismo económico. Inició su vida laboral en Publicaciones Semana, donde fue analista económico, posteriormente Jefe de Investigaciones Económicas desde donde lideró y contribuyó al posicionamiento de la revista Dinero.

Durante su carrera, ha logrado múltiples reconocimientos y premios importantes que se entregan en el periodismo económico, incluyendo dos premios nacionales de periodismo Simón Bolívar; uno en el año 2010 gracias a una investigación sobre el sistema pensional colombiano y otra en el 2013 en donde desenmascaró el ‘descalabro’ financiero de interbolsa.

Actualmente, es Director de Comunicaciones Estratégicas de FTI Consulting, una firma multinacional líder de este sector en Colombia, sin embargo, su mayor logro y felicidad – según el mismo – es su familia.

“Para mí es un gran orgullo que me hayan reconocido como soachuno ejemplar y que por primera vez se esté dando este reconocimiento, siempre me he sentido orgulloso de ser soachuno y ser quien soy.

Hay que estar orgullosos del origen, a pesar de las dificultades hay que trabajar porque los soachunos también somos gente emprendedora, estudiada y tarde o temprano la vida lo recompensa y lo premia a uno”, aseguró el economista.

Darío Alejandro García Rico

Aunque no pudo asistir a la ceremonia debido a que se encuentra en Europa adelantando sus estudios posdoctorales, este joven es también un orgullo soachuno.
Graduado a la edad de 14 años del colegio público Ciudad Latina en donde por su alto desempeño académico tuvo promoción automática en dos grados. Estudió matemática en la Universidad Nacional en donde a los 18 años obtiene su título profesional. Luego, a los 20 años culmina un Magister en matemática en la Universidad de los Andes y después recibe el Doctorado en la misma Universidad, realizó un Phd en la Universidad de California y recibió la beca Mazda Universidad De Lyon (Francia) y luego en la Universidad Oxford de Inglaterra. Actualmente trabaja con la Universidad de Lyon, como Doctor investigador, y es conferencista internacional.

A su corta edad es un abanderado del municipio de Soacha, pues en su maleta siempre carga la bandera Nacional y la de su tierra chica: Soacha.