Un amplio despliegue periodístico ha causado el cortometraje “Vidas Ocultas”, protagonizado por actores invidentes y dirigido por el psicólogo soachuno Nelson Martínez, quien entremezcla en su propuesta recursos de literatura, fotografía, cine y audio descripción.


“La idea nace luego de tomar varios talleres en apreciación, crítica y realización cinematográfica, con una cámara de 3.5 mega pixeles, empleando 2 meses en la realización del corto”, indicó Martínez, director del film.

Los protagonistas de la película son invidentes, quienes superando su limitación, desempeñan roles de personas cuya visión es normal. Martínez creó este trabajo hecho en formato de audio descripción, el mismo utilizado en España para proyectar películas orientadas a personas en situación de discapacidad visual.

Los 15 minutos de la narración fotográfica del corto se desarrollan en Bogotá, relatando la historia de una mujer que lleva una doble vida; periodista y detective a la vez. La trama entrelaza a la protagonista con la justicia y el amor en una producción que permite al espectador que no está en situación de discapacidad entender la obra desde la percepción del invidente, con narraciones al estilo de la radio novela.

Frente al trabajo de producir una historia con personas ciegas, el director señaló: «Llevo 15 años en talleres de cineclub y tenía ganas de hacer algo diferente. Por ello decidí trabajar con esta población, un reto que terminó siendo incluyente al 100%».

Una de las protagonistas, Adriana Pulido, filóloga y músico de la UN, ante esta práctica actoral indicó que fue una gran experiencia de la que aprendió mucho, sobre todo en el tema de guión.

Pulido, quien también realizó arreglos musicales para la producción, indicó que «el género trabajado para este proyecto fue metal progresivo, no muy común en películas».

Para Carlos Eduardo Jacobo, coordinador de la Sala para Invidentes de la Biblioteca Central de la UN y actor del cortometraje: «La experiencia es valiosísima, ya que, como persona en situación de discapacidad visual, al enfrentarme a una foto muchas veces no sé qué debo hacer. Fue difícil, pero se pudo realizar demostrando una vez más que somos capaces de hacer muchas cosas, como cualquier ser humano».

En el transcurso de la historia, el séptimo arte se ha servido de varios formatos para soportar sus géneros. En este caso se elaboró una producción de video descripción y fotografía.

Para el director de Vidas ocultas, el cine es una fábrica de fantasías, idea bajo la que trabajó su producción.

“Nelson Martínez no solo se destaca en el campo cinematográfico, el año pasado fue finalista en el Premio Nacional de Crónicas Ciudad de Bogotá; ha colaborado en la Escuela de Formación en Literatura de la Dirección de Cultura de Soacha y esperamos seguir contando con él” comentó la Lic. Eris Maritza Díaz, directora de cultura de Soacha.

Apoyo: www.mineducacion.gov.co