Los concejales Argemiro Ovalle y Norberto Cuenca del partido conservador argumentaron en el programa ‘Punto de Encuentro’ que un apresurado acuerdo de Martín Peñuela y del entonces candidato Milton Rivera los condujo a la campaña de Fernando Ramírez. Hablaron también de los resultados electorales y de lo que ha sido su estadía en el cabildo municipal.


cj1.jpg

Aunque son concejales del mismo partido, su posición política los ha llevado a orillas diferentes. Mientras Ovalle ha estado siempre al lado del gobierno, a Cuenca le ha rendido más en la oposición. Sin embargo los dos, junto al actual presidente del concejo, forman la bancada conservadora que ha venido trabajando en el actual periodo de gobierno, pero que a partir de 2012 se reducirá a dos representantes por haber perdido una curul en las elecciones del 30 de octubre.

Norberto Cuenca Rivera

Cumple su segundo periodo como concejal de Soacha y salió electo por tercera vez. Cuenta humildemente que fue vigilante y vendedor ambulante, y recuerda con orgullo que hacia el año 1987 formó parte de la primera lista al concejo como segundo suplente, y que pasaron varios años de estar insistiendo hasta que en 2003, luego de encabezar lista cuatro veces, llegó al cabildo con 537 votos. Posteriormente, en el año 2007, volvió a repetir curul con 996 votos y en 2011 obtuvo la mayor votación de su partido y la segunda del municipio, alcanzando 1.651 votos.

Norberto Cuenca atribuye su éxito en el concejo al trabajo permanente con las comunidades, a la dedicación y a la gestión durante los cuatro años del periodo. Exalta la fundación de población desplazada que orienta, donde se han conseguido subsidios de vivienda y ayudas humanitarias para personas vulnerables.

Argumenta que el día de las elecciones es el premio o castigo a lo que se ha hecho en los cuatro años, y reconoce que armó el mejor equipo de líderes y amigos que se dieron la pela para respaldar su trabajo y su candidatura.

Resultados como concejal

Para el cabildante lo más importante es el control político que ha ejercido en los dos periodos de gobierno y reconoce que dependiendo del momento es bueno respaldar al gobierno pero manteniendo la independencia. “En 2008 estuvimos respaldando al gobierno, yo llegué apoyando a Fernando Ramírez y mis dos compañeros (Martín Peñuela y Argemiro Ovalle) a José Ernesto Martínez. Eran los dos contra mí y por Ley de bancada entro al gobierno, pero cuando vimos que el alcalde no le cumplía a las comunidades, nos fuimos”.

Criticó hechos como la publicación de los pasquines cuando diez concejales fueron puestos en la ‘palestra pública’, aunque aseguró que esos elementos a la larga les sirvieron de publicidad, e hizo un llamado a la reflexión, refiriéndose a sus compañeros que han sido leales al gobierno.

“Los dos amigos de los últimos dos gobiernos quedaron por fuera. Ricardo Clavijo ayudó a Jesús Ochoa y el gobierno lo sacrificó. Ahora, en este periodo pasó lo mismo con Carlos Giraldo. Le quitaron el pie de apoyo y mire lo que pasó. Es bueno ayudarle al gobierno pero sin depender de él. Si yo dependiera del gobierno, nunca hubiera sido concejal de Soacha”, manifestó Cuenca.

Se refirió a las ciudadelas educativas y dijo que cuando no se aprobaron fue por las inconsistencias relacionadas con la falta de títulos en los predios y por la insistencia del gobierno de entregarlas en concesión a los particulares. Sin embargo recordó que al final se aprobaron cinco y dijo que con la llegada de los nuevos proyectos de vivienda, se necesitan 59 megacolegios más.

En cuanto al Soacha Cable explicó que el tiempo les dio la razón porque donde se pensaban ubicar los pilotes (La Capilla) hoy se han presentado derrumbes, pero fue claro en manifestar que si se reúnen todos los requisitos y se presentan los estudios bien soportados, le apuesta al proyecto.

Habló de la alianza con Fernando Ramírez y cuestionó la premura del candidato Milton Rivera y del presidente del concejo Martín Peñuela, aunque reconoció que por disciplina de partido orientó a sus seguidores hacia la campaña del candidato de Cambio Radical.

“Se hace una consulta, los tres concejales apoyamos a un candidato, gana y el candidato va y adhiere a Fernando Ramírez sin consultarnos. Yo nunca estuve de acuerdo que el partido se entregara tan inmediatamente, quizás se había podido buscar una alianza pero más adelante. Él va y la hace con Martín inmediatamente, entonces yo llegué pero condicionado. O respaldaba la alianza, a me buscaban la doble militancia.

Al final invité a mis amigos y me puse la camiseta. Era el compromiso, me gustara o no, era el acuerdo que se había hecho. Lo que no me gustó fue cómo llegamos, por eso le dije al Ingeniero Milton que nos dedicáramos cada uno a su profesión”.

Para concluir, el concejal Norberto Cuenca se refirió al alcalde electo Juan Carlos Nemocón y dijo que lo más prudente es esperar que se posesione y comience a gobernar. “No hay que atacar al gobierno de entrada, hay que darle el compás de espera, mirar qué va a presentar, cómo va a trabajar, no hacer oposición por hacerla, pero siempre siendo independientes”.

Y suspicazmente dejó una frase para reflexionar: ‘Los ciudadanos votan y los jurados eligen’, recordando que algunos son funcionarios públicos y que su comida y todo depende de la administración. Y concluyó, “Si contaran voto a voto, los resultados serían diferentes…”

Argemiro Ovalle

El concejal Ovalle inició su intervención recordando la molestia que le generó los errores de digitación durante el escrutinio electoral que lo tienen por fuera del concejo.

“Yo estaba seguro que en el escrutinio ganaba por 16 votos, pero gran sorpresa cuando se da el resultado y no salgo. Hago la reclamación, toda vez que los días jueves y viernes se presentaron unos errores de digitación en la zona uno donde me aparecen cinco votos y en la dos donde me aparecen 21 votos. Eso me generó muchas dudas.

Entonces viendo los resultados finales del escrutinio hice la reclamación dirigida a la Registraduría, diciendo que toda vez que noté errores en las zonas uno y dos, me queda la duda que en las demás zonas haya sucedido lo mismo, y lo que estoy pidiendo es el reconteo de los votos físicos.

La primera reclamación la hice en la Registraduría municipal, pero me dijeron que fue extemporánea y no me resolvieron nada. Luego reclamé en el departamento y me explicaron que la Resolución 4121 del 27 de octubre estipulaba que los reclamos se hacían antes de proclamar los resultados, una resolución que nadie conocía, ni los abogados, porque salió dos días antes de las elecciones. Ahora estamos esperando el recurso del Consejo Nacional Electoral, y si ahí no me resuelven nada, acudiré al Contencioso Administrativo”.

El concejal Ovalle recuerda los siguientes hechos:

1- El boletín Nro. 30 de la Registraduría Nacional donde se reporta el 98.89% que corresponde a 535 mesas de las 541 instaladas en Soacha, el concejal Argemiro Ovalle Santamaría aparece con 1.275 votos, mientras que su inmediato seguidor, José Martín Peñuela, alcanza 1.239, es decir la segunda curul del partido la gana Ovalle por 36 votos.

En este mismo boletín el partido Conservador en Soacha aparece con 8.522 votos.

2- Una vez concluye el escrutinio, se reporta el 100% y se declara el nuevo concejo municipal de Soacha. El partido Conservador mantiene las dos curules reportadas en el boletín 30, pero esta vez la segunda es para Martín Peñuela Beltrán quien alcanza 1.402 votos (163 más que los señalados en el boletín 30) y Argemiro Ovalle es relegado al tercer puesto (sin curul) con 1.307 votos (32 más que los reportados inicialmente). En la cifra global, el partido Conservador aparece con 8.521 votos, uno menos que en el boletín 30.

Argemiro Ovalle ingresó a la política en 1993, justo cuando llegó a vivir al municipio de Soacha. Comenzó siendo presidente de la Junta de Acción Comunal de su barrio y posteriormente entró a un equipo político que orientaba Eulogio Rodríguez. En 2004 se presentó como candidato y ganó con 796 votos, respaldado por el movimiento ‘Unionista’.

Ovalle considera que le fue bien en los dos periodos porque pudo ayudar a la gente, aunque reconoce que esperaba más apoyo del gobierno por el compromiso que el mismo alcalde adquirió con las comunidades, hecho que lo hizo quedar mal con los habitantes de los barrios Llanos de Soacha, Ciudad Latina y Villa Esperanza.

Al igual que su compañero Norberto Cuenca, Ovalle cuestionó la alianza que hizo el candidato a la alcaldía de su partido y el presidente del concejo Martín Peñuela con cambio Radical, y reconoció que llegó a donde Fernando Ramírez, presionado por evitar una doble militancia.

Referente a las ciudadelas educativas, recordó que siempre estuvo respaldando esa iniciativa, contrario a la posición que tomó el grupo de opositores al gobierno. “Yo fui ponente de uno de esos proyectos inicialmente y siempre estuve a favor. Las áreas de sesión ya habían sido entregadas al municipio, faltaba era protocolizar las escrituras, y siempre consideré que había que aprovechar los recursos del Ministerio porque el municipio nunca tendrá la posibilidad de construir unas ciudadelas como la que hoy vemos en el Altico”.

En cuanto al Soacha Cable, Ovalle reconoce que de haberse aprobado el proyecto, seguramente habría problemas por los deslizamientos registrados en La Capilla, aunque insistió en que es una obra que trae bastantes beneficios a las comunidades de la zona.

Recordó que por el concejo pasaron los proyectos para aprobar los terrenos destinados a construir el comando de Policía, las siete estaciones de policía, la adquisición de los CAI’s móviles y los recursos para la instalación de cámaras de video, entre muchos otros.

Dijo que independientemente de continuar o no en el concejo, seguirá su proceso y su trabajo con las comunidades, y recordó que es pensionado de los Ferrocarriles, por lo tanto su vida económica la tiene definida, pero que su trabajo comunitario no lo abandonará.