El humedal fue declarado en alerta naranja, por esa razón, fue intervenido por la Secretaría de Ambiente. Se espera que en Soacha pronto se inicien las acciones que hacen parte del compromiso del plan de acción de recuperación del humedal.


La entidad informó que se seguirán cerrando los tramos de acceso al humedal para evitar el ingreso de animales domésticos y la disposición de escombros por parte de la ciudadanía. Es importante recordar que este humedal cuenta con más de 28 hectáreas de área y se declaró la alerta por las basuras que abandonan en el lugar y por la escasez de lluvias que se presentó en el sector durante el año pasado.

Esta crisis ha ocasionado pérdida de los espejos de agua y la afectación de la flora y la fauna. Especies como el cucarachero de pantano y la tingua bogotana, que habitan en este humedal, fueron declaradas en peligro de extinción.

Precisamente, según Fabio Castro, coordinador de alerta naranja del humedal Tibanica, el retiro de escombros que se realizó “tiene como objetivo aumentar el espejo de agua que va a funcionar como zona de amortiguamiento para la fauna, mientras se surten obras de adecuación hidromorfológica en el costado opuesto del humedal”.

También se realizará un plan de gestión de riesgo por incendios forestales, teniendo en cuenta un taller teórico-práctico dictado a los operarios del humedal.

Además se harán actividades de sensibilización a la comunidad sobre el comparendo ambiental, la disposición adecuada de basuras y el manejo adecuado de las mascotas en el sector.

Los habitantes de la zona también podrán participar en las mesas para tratar los planes de atención prioritaria por el déficit hídrico que se presenta en el cuerpo de agua, que queda ubicado entre la localidad de Bosa y el municipio de Soacha.

Hay que recordar que en octubre de 2014, el Distrito anunció un plan de acción en el que participarán entidades como la Alcaldía Local de Bosa, la Secretaría de Gobierno, el Acueducto de Bogotá, el Idiger, el Jardín Botánico de Bogotá, Aguas de Bogotá, la Secretaría de Salud, la CAR, el municipio de Soacha y la comunidad del sector.

Por lo pronto, se están realizando los diseños para las obras de recuperación ambiental que permitan mejorar las condiciones de aporte y regulación hídrica, se ha
reforzarzado la vigilancia en la zona y se ha controlado el pastoreo de caballos en el lugar.