“Bastantes de los hogares de Colombia más vulnerables, así como el de muchos de los refugiados y migrantes de Venezuela, la mayoría de ellos trabajando en el sector informal, ven cómo la cuarentena generada por la COVID-19 ha interrumpido sus medios de vida”, dijo la embajadora del organismo en Bogotá, Patricia Llombart.

El monto (unos $6.300 millones), dirigido en esta ocasión a personas en condición de vulnerabilidad en Cúcuta, Villa del Rosario (Norte de Santander), Bucaramanga y Barranquilla, hace parte del programa de ayudas directas con las que el ‘Team Europe’ busca apoyar a sus socios en el mundo a enfrentar la pandemia.

“Creemos que con el apoyo a estas familias, a través de transferencias monetarias, ayudamos a responder a sus necesidades inmediatas como alquileres, alimentación o medicamentos”, agregó Llombart.

El programa será coordinado entre la Cancillería y la Gerencia de Frontera de la Presidencia de la República e implementado a través de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y ONU Hábitat.

Coordinación entre países

Este apoyo se suma a otras ayudas como la de la cooperación española y el Ministerio de Salud español de un millón de euros (alrededor de $4.200 millones) que hacen parte del proyecto de fortalecimiento para la atención de salud de la población inmigrante en Colombia.

“La iniciativa tiene como objetivo fortalecer la capacidad de respuesta del sector salud para atender demandas de la población migrante y población colombiana de acogida en Cúcuta, Maicao, Soacha y Tumaco, en el marco de la propagación del COVID-19 y el fenómeno migratorio”, detalló la Unión Europea en un comunicado.

En estos esfuerzos también han participado Hungría y otros donantes que ayudan a fortalecer el trabajo de la ONG Acción contra el Hambre en La Guajira, orientado a menores de 5 años, gestantes y lactantes en bajo peso o en riesgo de desnutrición aguda.

El programa de transferencias monetarias de la Unión Europea tiene un presupuesto global regional de 16 millones de euros (aproximadamente $67.000 millones) y se implementa en países como Colombia, Ecuador, Perú y República Dominicana.

Fuente: La opinión.com y msn.com