Dos especies de aves migratorias visitan Bogotá

Por esta época del año, el grupo de Monitoreo de Biodiversidad de la Secretaría de Ambiente ha logrado captar en imágenes la presencia de espectaculares aves migratorias que eligen los humedales de la ciudad como sus lugares de refugio y descanso.

Corocoro rojo o ibis escarlata
La primera especie, de la que no se había tenido registro antes en la ciudad, es la corocoro rojo (Eudocimus ruber), también conocida como ibis escarlata, garza roja, corocoro colorado o guará. Fue hallada descansando en el club Choquenzá, exactamente al interior del humedal Juan Amarillo en octubre del año pasado y por estos días fue vista nuevamente.

Esta ave llama la atención por el intenso color rojo de su plumaje, patas y pico que brillan bajo la luz del sol, se parece a las garzas pero se diferencia por su pico más delgado y curvo. Es de figura esbelta, sus extremidades son largas, habitan en zonas costeras del continente sudamericano y es considerada el ave nacional de la Isla de Trinidad y Tobago.

Se alimenta principalmente de crustáceos, insectos acuáticos, peces y reptiles. También se les conoce como animales sociables con sus compañeros de viaje y suelen recorrer grandes distancias en grupos de hasta 20 o 30.

Picocono rufo
El Picocono rufo o Conirostrum rufum (nombre científico) es un ave de tamaño pequeño y fino porte, que le encantan los matorrales, árboles y humedales para alimentarse y compartir refugio con sus compañeros de grupo y pareja.

Su tamaño y figura hacen de esta ave una especie adorable y su presencia en los humedales y páramos de Bogotá nos demuestra la necesidad de conservar la vegetación, los lugares verdes y los árboles porque son su refugio.

A esta ave se le ha visto entre las hojas y los troncos de los árboles buscando a pequeños insectos que son la base de su alimentación, y según datos del Jardín Botánico, son especies que habitan en la Cordillera Oriental, en la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia y en la parte occidental de Venezuela, entre los 2.500 y 3.000 metros de altura.