Duro golpe a Los Camilos, red delictiva involucrada en cerca de 50 homicidios en Bogotá y Soacha

El cabecilla de Los Camilos y más de 20 integrantes de la banda ya se habían capturado, pero en la segunda fase de la operación detuvieron a 22 personas, señaladas de homicidios en Bogotá y Soacha.

Durante el último año, la Fiscalía en coordinación con la SIJIN de la Policía Metropolitana de Bogotá, emprendió una ofensiva contra la organización delictiva ‘Los Camilos’, red delincuencial dedicada a actividades de narcotráfico y homicidios selectivos en el suroccidente de Bogotá y Soacha, Cundinamarca.

En noviembre de 2021, el máximo cabecilla y uno de los sicarios de esta estructura, identificado como Néstor Aguirre, alias Camilo, fue capturado y judicializado junto a otros de sus señalados colaboradores. Contra este hombre se obtuvo recientemente condena de 27 años de prisión.

La investigación continuó y la segunda fase operativa dejó 22 presuntos integrantes de esta red delincuencial capturados (18 por orden judicial y 4 en situación de flagrancia), y 2 más notificados en centros carcelarios. En los procedimientos se incautaron más de 8 millones de pesos, 3 armas de fuego, cerca de 7.000 dosis de estupefacientes, 15 celulares, 1 vehículo y 2 motocicletas.

Todo indica que tras la captura de alias Camilo, Andrés Leonardo Achipiz Bolívar, alias Pescadito, asumió el control de la estructura, pero también fue capturado.

Alias Pescadito y sus posibles cómplices fueron presentados ante jueces de control de garantías, que impartieron legalidad a las diligencias de captura. Fiscales de la Seccional Bogotá les imputarán los delitos de homicidio, concierto para delinquir agravado, tráfico, fabricación y porte de armas de fuego, y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

El seguimiento

Agentes encubiertos se infiltraron e identificaron los roles de cada integrante de la banda dedicada a homicidios en Bogotá y Soacha, y lograron interceptar varias llamadas telefónicas.

Las autoridades dijeron que con la captura y judicialización de Los Camilos, se han esclarecido cerca de 50 homicidios selectivos y se logró frenar las redes de distribución de estupefacientes en las localidades de Bosa, Kennedy y Tunjuelito, en Bogotá, y en el sector de Ciudad Verde y León XIII, en Soacha, Cundinamarca.