En el marco del plan de campaña Escudo del Bicentenario tropas del Batallón de Infantería No. 38 ‘Miguel Antonio Caro’, ubicaron un laboratorio para el procesamiento de permanganato de potasio, precursor para la pasta base de cocaína, en zona rural de la vereda Java del municipio de Albán en Cundinamarca.


La infraestructura ilegal al parecer era propiedad del Grupo Delincuencial Organizado Caparrapos, brazo financiero del Clan del Golfo y constaba de un galpón rústico en cuyo interior fueron hallados 1500 kilos de permanganato de potasio, y 800 galones de la misma sustancia en estado líquido, así como 15 cilindros de gas de 100 libras, dos estufas artesanales, cuatro máquinas hechizas conocidas como gusanos, entre otros elementos utilizados para la producción de estupefacientes.

Con el principal propósito de garantizar la seguridad y el bienestar de los cundinamarqueses la ‘Brigada 13’ del Ejército Nacional mantiene una ofensiva permanente para contrarrestar el surgimiento de estos laboratorios, con los cuales los grupos delincuenciales pretenden disminuir sus gastos en el proceso de producción de sustancias ilícitas, para posteriormente comercializarlas en el centro del país.

Fuente: Extrategia