A don Juan no le bastaron los más de 40 años de servicio a la comunidad de Tierra Blanca y otros sectores de la comuna  uno de Soacha. Activo, servicial, colaborador y ante todo una gran persona, así es recordado por quienes lo conocieron.

La partida de alguien siempre causa un fuerte impacto; sin embargo hay personas que dejan huella por las labores que realizaron en vida, como  el caso de don Juan Bautista Hernández, un líder comunal del barrio Tierra Blanca que falleció el pasado viernes 10 de julio.

Quienes conocieron a don Juan pudieron evidenciar  su calidad como ser humano, siempre pendiente de la comunidad y de mantener el barrio de la mejor manera. Así mismo sus amigos y compañeros afirman que dejó huella en la comuna uno del municipio de Soacha por todo lo que aportaba para el desarrollo comunitario. “Era una gran persona, hizo mucho por este barrio y toda la comunidad lo quería bastante  por la gran labor que realizó, más de 40 años al servicio de Tierra Blanca, incluso fue cofundador de este barrio, siempre se preocupó por las personas y por hacer lo mejor por sus habitantes”, comentó Raúl Benavides, actual presidente de la Junta de Acción Comunal de Tierra Blanca.

Juan Hernández (izquierda), siempre activo con su familia, amigos y residentes del barrio

Del mismo modo se dio a conocer entre los presidentes de otras juntas de acción comunal por estar pendiente y presente en las reuniones, velando siempre por el bienestar de su comunidad.  “Muy buen líder, se ganó el cariño de las personas por la buena labor que hizo siempre, muy respetuoso, nosotros nos encontrábamos en las reuniones y yo pienso que la gente de Tierra Blanca debe tenerle mucho cariño por todo lo que hacía por el barrio, era uno de los comunales más antiguos y siempre estaba pendiente de su gente”, aseguró Mariela Tobar,  presidenta de la JAC  del barrio Ciudad de Quito.

Para  Periodismo Público es importante resaltar la labor que hacen los presidentes de las juntas de acción comunal en sus respectivos barrios, como lo hizo don  Juan Hernández, un líder que veló siempre por el desarrollo de  su sector y brindó ayuda desinteresada a su comunidad, por eso el que lo conoció da fe de la gran persona que el pasado viernes se despidió de este mundo. “Juan era un ser humano muy respetuoso y  siempre se preocupaba por los demás, más de 40 años liderando acciones en el barrio, por eso  se ganó el cariño de la gente porque siempre pensaba en los demás y daba los mejores consejos, siempre al tanto de lo que pasaba y de ayudar a todas las personas”, finalizó una residente de Tierra Blanca.

Por sus actos y su carismática personalidad, será recordado por  toda una comunidad. 

Periodismo Público extiende las más sinceras condolencias a su familia y amigos, y desea que el Todo Poderoso lo tenga en su Santa Gloria. ¡Paz en su Tumba!

Por Natalia Soto Parra