A pesar de ser uno de los centros recreativo más importante del municipio hasta mediados de los años 90, el denominado Campo de los locos es hoy un potrero abandonado que sirve de albergue a delincuentes, viciosos y ladrones. Ni la promesa que hizo el actual Alcalde de adquirir el terreno y reconstruir el parque, sirvió para recuperar este amplio espacio de la comuna dos.


Desde el año 1989, el Campo de los locos fue el escenario de presentación y práctica de diferentes actividades deportivas desarrolladas en el municipio. Según los habitantes de antaño, solían realizarse torneos de fútbol, incluso con deportistas profesionales, al tiempo que se contaba con los espacios y canchas adecuadas para practicar diversas actividades como tenis, baloncesto, voleibol y otros deportes.

Sin embargo, con el pasar de los años, las canchas y los espacios deportivos y de recreación empezaron a verse deteriorados y el lote sobre el que se encuentra ubicado adquirió aspecto de un potrero abandonado, puesto que el Campo de los locos figura como propiedad privada, después de un pleito que un particular le ganó al municipio. Según relatan los habitantes de la zona, este hecho no le ha permitido a la administración municipal recuperar el espacio para construir un polideportivo que supla las necesidades deportivas de la comuna dos.

“Las personas de más de 20 barrios de la zona no tienen un campo adecuado para realizar deportes debido a que no hay un centro de recreación o un sitio de esparcimiento, hecho que no solo afecta a quienes realizan deporte, sino a los adultos mayores y a la gente del común que busca formas de distracción al aire libre”, explicó Luis Fernando González, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Villa Clara.

La mayor inconformidad de los habitantes de la zona centro de la ciudad se basa en las constantes promesas que las diferentes administraciones del municipio han hecho para el arreglo y la adecuación del campo. Sin embargo, hasta ahora y después de más de 20 años en estado de abandono, las condiciones del que en algún tiempo fue el mejor polideportivo de Soacha, siguen siendo las de un potrero abandonado.

Una de las graves consecuencias del abandono ejercido sobre el Campo es el aumento de la inseguridad; los habitantes aseguran que el sitio se ha convertido en lugar de reunión preferido por jibaros, consumidores y delincuentes, quienes en las noches aprovechan los árboles para lanzarse sobre sus víctimas y arrebatarles sus pertenencias.

Manuel Vicente Bernal o “Mameluco”, como prefiere ser llamado, antiguo administrador del Campo de los Locos y profesional en educación física, relató:
“En una reunión a donde asistieron más o menos 1.500 personas, realizada hace cuatro años aproximadamente, con mi ayuda y el apoyo de un concejal de la época, el actual alcalde de Soacha, Juan Carlos Nemocón, prometió a toda la comunidad que adquiriría y adaptaría el lote para volver a levantar el polideportivo. Sin embargo hasta el momento esto se ha convertido en una promesa olvidada y seguimos jugando en un potrero abandonado, cuando esperábamos que lo primero en realizarse hubiese sido el club deportivo y cultural el Campo de los Locos”, destacó.

Y precisamente los residentes aledaños al Campo de los locos recordaron que el actual mandatario prometió una y otra vez que en su gobierno adquiriría el terreno para hacer un gran campo cultural y deportivo, pero que todo se quedó en simples promesas de campaña.

Sin embargo, este medio supo que la actual administración está realizando las gestiones necesarias para que el Campo de los locos sea declarado bien de utilidad pública y así pueda ser intervenido por el municipio. Se estima que el decreto que lo confirmará se hará público el día 25 de Junio, es decir que desde ese momento la Alcaldía será la única que puede actuar sobre el terreno, por lo tanto el ejecutivo municipal iniciará un proceso de negociación con el dueño del predio, y si no es posible llegar a un acuerdo, procederá a realizar la expropiación del lote para empezar la restauración y construcción del polideportivo.