Ni los barrios que tradicionalmente se han caracterizado por tener el pavimento bueno en sus vías se escapa del descuido y negligencia de la administración municipal. Los huecos y el deterioro del asfalto comenzaron a verse en la calle 11A del barrio San Marcos, situación que tiene molestos a los habitantes del sector.


Pablo Edilberto González es un taxista que reside en este barrio de la comuna seis, pero a pesar de estar orgulloso del sector donde vive y de los avances que se han tenido en algunos aspectos, comienza a ver con preocupación una situación que está comenzando a afectar su trabajo: Las calles de San Marcos se están comenzando a deteriorar y el gasto económico que debe realizar para hacerle mantenimiento a su vehículo, se empiezan a evidenciar.

“En vista de que el barrio tiene un 80% de pavimento bueno y que tenemos un 20 % de calles que se empiezan a dañar, sería bueno que se le colocara un poco más de atención a esto, porque no sería justo que de un hueco pequeñito se nos formen unos cráteres inmensos, lo digo más que todo como forma de prevenir, porque no hay que esperar a que pasen las cosas para ahí sí tomar medidas”, manifiesta el señor Pablo.

En cuanto al gasto económico anteriormente mencionado, González señaló que la suspensión del vehículo es la que más se ve afectada porque se tienen que cambiar los amortiguadores de manera más seguida, lo que conlleva a que tenga que cancelar en promedio $100.000 cada vez que realice reparaciones de este tipo. Sumado a esto, debe pagar por hacerle aseo a su vehículo cada vez que llueve, o que la gran cantidad de polvo que se levanta en la vía impregna su automóvil.

De igual forma, Andrés Suaza, un peatón que a diario recorre las calles del barrio, coincide en que no son todas las vías del sector las que se encuentran en mal estado, pero que el problema sí se ha comenzado a notar sobre todo en la calle 11 A, en donde los vehículos levantan polvo que afectan la salud de las personas que deben caminar por ahí, es así como se originan algunos problemas respiratorios en niños y adultos.

“No estamos pidiendo que nos coloquen vías o grandes autopistas al interior del barrio, solo que se arregle lo que hay antes de que se deteriore al máximo, digamos que es más fácil tapar un huequito de 30 centímetros que levantar toda una calle, es decir, que se haga un mantenimiento preventivo más no correctivo”, manifiesta Andrés.

En conclusión, este es un llamado que la mayoría de habitantes de este sector de la comuna seis le hace a las instituciones encargadas de realizar el mantenimiento a las vías, para que de manera preventiva realicen las acciones correspondientes y en un futuro no se afecte el bolsillo ni la salud de los residentes.