Tráfico de transporte de carga, señalización, semaforización y el convenio de movilidad entre Soacha y Bogotá, algunos de los temas tratados.


sede-Hernán Castellanos-Soacha

sede-Hernán Castellanos-Soacha

En diálogo con Periodismo Público.com, el titular de la cartera de transporte habló acerca de las quejas generadas entre varios habitantes de la comunidad sobre el constante e incontrolado tránsito de vehículos de carga pesada, y se refirió a otros temas de especial interés en cuanto a la movilidad, como la señalización, la semaforización, y el convenio de movilidad con el Distrito Capital.

Así habló Jaime Ramírez, Director de Transporte de Soacha.

Varias personas, en diferentes sectores de la ciudad, han manifestado inquietud y molestia por el tráfico de volquetas, camiones, tractomulas y otros vehículos de carga pesada en las vías internas del municipio, ¿qué control hay para ese tipo de vehículos, y qué medidas existen para ello?

Jaime Ramírez: Hay que precisar varios aspectos, uno que los vehículos de carga tienen restricción para circular dentro del municipio, en el horario de 5am a 8am, y de 5pm a 8pm , todos los días. Segundo, los vehículos de carga, por regla general, deben circular únicamente por la Autopista sur, la Avenida Terreros y la vía perimetral, esos son los únicos sitios permitidos para que puedan circular estos vehículos sin que tengan ningún inconveniente. Tercero, por vía de excepción, el municipio de Soacha, a través de la Dirección de Transporte, otorga permisos especiales para el Plan de Manejo del Tránsito, a fin de permitir u autorizar el tráfico de vehículos de carga por determinadas vías dentro del perímetro urbano, como cuando se están construyendo complejos habitacionales, se realizan obras en las vías públicas, y en si donde quiera que haya este tipo de obras.

No obstante, esos permisos se dan con una serie de limitantes, teniendo en cuenta que la regla general es que estos vehículos no transiten por el perímetro urbano, con el objeto de no dañar las calles, y no causar incomodidad o molestia a los habitantes de los conjuntos o zonas residenciales. Otro aspecto que se debe informar a la comunidad, es que Soacha está en obra pública, hay muchos trabajos que se están haciendo en estos momentos como puentes peatonales, acueducto, y obras cotidianas que se hacen dentro del perímetro urbano, esto exige y requiere de la presencia de los vehículos que transportan materiales.

Las quejas en mención provienen de sectores que son cercanos a lugares donde se desarrollan proyectos urbanísticos, ¿no resultaría contraproducente que haya unas medidas o unos limitantes para el tráfico de estos vehículos, sabiendo que obligatoriamente dichos vehículos tienen que transitar por esos sectores?

J.R: Vemos que se han quejado los habitantes de los barrios Tequendama, Portalegre, la Cr. 11 entre calles 13 y 15, y el Danubio, observando los permisos que aquí se han otorgado de carácter provisional, evidenciamos que no hay ninguna autorización para que se transite por esos sectores, de tal manera que quienes lo hacen, están incurriendo en una falta.

En ese sentido, si hay una norma establecida y unas restricciones, ¿cómo se podría regular esto para controlar el tráfico de esa cantidad de vehículos de carga pesada que circulan libremente sin ninguna restricción?

J.R: No, control sí hay, también hay sanciones. Las sanciones están en la Ley, y lo que hay que hacer es aplicar el Código Nacional de Tránsito, que establece una serie de multas e inmovilizaciones de los vehículos por transitar en horas y sitios prohibidos. La solución está en que podamos controlar a través de operativos de la Policía de Tránsito, que está autorizada en el municipio, a fin de que se atienda esas quejas de la comunidad. Por supuesto la comunidad tiene que informar ese tipo de anomalías, para que la Policía tome los correctivos necesarios.

Hay otro tema que tiene que ver con la señalización y la semaforización en las vías principales del municipio, algo que ya se venía trabajando desde la Administración pasada. Nos gustaría saber qué conocimiento tiene del tema, y cómo se ha venido trabajando frente a esos dos aspectos.

J.R: En materia de señalización, la verdad es que se requiere de presupuesto del municipio, y lo cierto es que no contamos con ese rubro. Estamos mirando a ver de qué lado se pueden obtener recursos para poder adelantar un programa de señalización y semaforización, por lo cual este tipo de acciones están supeditadas al presupuesto del municipio. Naturalmente el Señor Alcalde está muy interesado en ese proyecto, porque esa es una forma de evitar accidentes, y preservar la vida y la integridad de las personas. Por tal razón, el municipio se ha abanderado de estos temas en materia de seguridad vial, por lo tanto hay que hacer todo el esfuerzo para que se puedan adelantar este tipo de proyectos.

Por otra parte está lo referente al convenio interadministrativo entre Soacha y Bogotá para la eliminación de la planilla de viaje ocasional. Hace poco hubo asamblea en la que los taxistas exigían la firma de ese convenio que aún no se ha hecho realidad, ¿usted que nos puede contar al respecto?

J.R: Este es un tema bien complejo, que no es de ahora sino de años anteriores. Inicialmente se había suscrito un convenio por parte del departamento de Cundinamarca, la Secretaría de Movilidad de Bogotá, el municipio de Soacha y el Ministerio de Transporte, el cual se celebró en el año 2009, pero desde entonces no se ha vuelto a reanudar. Sin embargo, en estos momentos, y durante el curso de este año, entiendo que se ha venido hablando del asunto, se han hecho las gestiones necesarias para avanzar en el tema, e incluso el martes pasado estuvimos reunidos en el Ministerio de Transporte, donde los mismos representantes de los sindicatos que querían hacer la manifestación la semana pasada estuvieron en el Ministerio.

Allí ellos mismos se dieron cuenta de que el tema no es fácil, porque intervienen varias entidades del Estado, hay que entender que aquí participan instituciones del orden nacional, departamental y del Distrito Capital, pero aún así se ha avanzado, y yo diría que está cercana la fecha para que se pueda finiquitar y firmar este convenio.

¿Cuál ha sido el obstáculo, qué ha impedido que el convenio no se haya podido firmar todavía?

J.R: Hay criterios diversos, el año pasado se trató de suscribir el convenio, pero algunas autoridades consideraron que no era conveniente firmarlo en ese momento. Por ejemplo el Ministro de Transporte anterior, pensó que no era procedente firmarlo, pero el nuevo Ministro está en una tónica diferente para poderlo estudiar. Igual el Alcalde estaba recién llegado a la Administración y tenía que enterarse de cuál era la situación. Lo que sí está claro es que el municipio no pone ninguna objeción, el problema no es de nosotros, y tampoco queremos echarle ‘el pato’, como se dice, a los demás, pero se nos escapan ciertas cosas de las manos.

En ese sentido, ¿para cuándo se podría tener lista la firma definitiva del convenio?

J.R: No puedo dar ninguna fecha cierta ni tentativa, porque eso depende de voluntades de diferente orden. Lo cierto es que el convenio, en lo que tiene que ver con los taxis está bastante adelantado, pero en este se están tratando otros temas coyunturales, como el transporte colectivo y el Sistema Integrado de Transporte, que aunque son aspectos más complejos también, se están abordando en dicho convenio. Es así que la fecha puede estar próxima, pero no puedo dar una específica.