Recientes investigaciones señalan los posibles beneficios de la aspirina para prevenir y tratar el cáncer, pero también hay reportes que sugieren que son más los riesgos.


En una serie de ensayos publicados en la revista científica The Lancet, el equipo liderado por Peter Rothwell encontró que una diaria dosis baja de este medicamento reduce el riesgo de varios tipos de cáncer, e incluso podría servir para tratar la enfermedad.

Los descubrimientos más sorprendentes sugieren que la aspirina puede prevenir la propagación del cáncer. Las probabilidades de que el cáncer ya haya hecho metástasis cuando es diagnosticado se redujeron en casi un tercio. El riesgo de metástasis en quienes ya estaban diagnosticados se redujo en al menos la mitad.

Según Rothwell, «la aspirina tiene un gran efecto en la propagación del cáncer. Eso es importante, ya que es la razón por la que la mayoría de la gente muere de cáncer. Encontramos que después de cinco años de tomar aspirina, se produjo una reducción del 30% al 40% en las muertes causadas por cáncer».

¿Cuál es el riesgo?

El problema clave con la aspirina es que puede provocar hemorragias internas. Son bien conocidos los peligros de un sangrado, en particular en el estómago, en los intestinos y el cerebro.Estos efectos adversos, que pueden ser serios e incluso fatales, son los que han evitado que los doctores recomienden una aspirina diaria a personas saludables de mediana edad.

La aspirina es rutinariamente recetada a la gente que ya ha sufrido un infarto o accidente cerebrovascular. Se sabe que el fármaco previene la formación de coágulos en las venas y arterias evitando que las plaquetas que circulan en la sangre se mantengan unidas.
Al reducir la formación de coágulos, las tabletas reducen el riesgo de sufrir otro evento cardiovascular.

Es importante saber cuáles son los riesgos potenciales de la aspirina.
Rothwell piensa que es hora de que se revisen las directrices tras la evidencia sobre la prevención de cáncer, ya que su consumo aumentará el riesgo de sufrir derrames cerebrales y diferentes tipos de hemorragia.

El autor afirma que «muchas personas optarán por tomar una aspirina al día sin consultar al médico. Su valor no es tema de discusión, pues la aspirina es uno de los medicamentos más baratos del mercado.
Pero los adultos saludables que están considerando una aspirina diaria deben saber los riesgos potenciales y que, en efecto, estarán automedicándose por muchos años, pues los beneficios llegan con el uso a largo plazo».

Fuente: BBC