Esfuerzo y compromiso es lo que ponen en práctica residentes y líderes del barrio San Antonio de la comuna uno de Soacha. Aunque les falta casi todo el dinero, la meta es empezar a construir el salón comunal la próxima semana.

El proyecto para construir el salón comunal comenzó hace alrededor de un año, pero llegó la pandemia y detuvo todo. Sin embargo, esta comunidad ha seguido insistiendo y logró conseguir algunos recursos para comenzar a hacer realidad el sueño de todos.

Esta semana se adquirió el compromiso de colaborar con lo que cada uno pueda: cemento, varilla, arena y mano de obra para iniciar  la construcción.

“Tenemos unos pocos recursos que hemos reunido gracias al apoyo de todos, sin embargo la gente va a  colaborar con  materiales y mano de obra. Hay  mucha voluntad, pero  estamos en la búsqueda de recursos para que el salón no nos quede a medias; si Dios quiere la otra semana iniciamos con las bases para ver si logramos tener nuestro sitio de reunión  comunal”, aseguró Luis Ardila, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Antonio.

Si alguna empresa privada, almacén o persona particular desea apoyar esta iniciativa con dinero o materiales, contactar al presidente de la JAC del barrio San Antonio, comuna uno de Soacha.