Salió en su moto el 30 de diciembre a botar la basura en Guaduas, pero al otro día fue encontrado muerto en una vereda del municipio. Tenía 58 años y esperaba pasar el Año Nuevo con su familia.

Extraña es la muerte de Silvestre Niño Pulido, un residente de Guaduas, Cundinamarca, que el jueves 30 de diciembre salió a botar la basura en su moto y nunca regresó.

Cuando empezó a tardarse su familia inició la búsqueda, pero nadie dio razón. Fue entonces cuando avisaron a las autoridades y lo reportaron como desaparecido.

Recordar: A la cárcel presuntos integrantes de Los Evasores, por piratería terrestre en Cundinamarca

Sus familiares publicaron los datos de Silvestre Niño Pulido en redes sociales, pero esa tarde y durante la noche del 30 de diciembre nadie dio razón, hasta que el día siguiente un campesino de la vereda el Perú, a eso de las 9:00 a.m., reportó a la Policía que había una moto abandonada con las características de la que buscaban.

Los uniformados llegaron al lugar, hicieron un barrido y a pocos metros encontraron el cuerpo sin vida de Silvestre Niño Pulido.

Aún no se establece las causas de la muerte del hombre en Guaduas, Cundinamarca, pero las autoridades indicaron que don Silvestre no tenía signos de heridas, ni por arma de fuego ni cortopunzante. Se investiga lo sucedido.