La congresista dijo que Soacha no es estrato 6 ni 7, que el progreso no se alcanza atacando a la gente, denunció que el municipio va gastar $9 mil millones más en otra actualización catastral y cuestionó el soporte del empréstito de $300 mil millones que el alcalde solicitó.

La representante a la Cámara cuestionó duramente al alcalde Juan Carlos Saldarriaga y lo instó a que demuestre que es un buen ser humano porque “en campaña prometió pensar en la gente pobre, pero está gobernando para estrato 7”, y aseguró que no puede obligar a que la gente pague un impuesto exagerado, y menos en una situación económica tan difícil como la que se vive en medio de la pandemia. 

Aseguró que la actualización catastral se saltó varios pasos, entre ellos, la sensibilización a la comunidad. “Esa sensibilización se hizo pagándole a mucho presidente un empleo de 3 meses, de a mes por millón de pesos. Los utilizaron, pero hoy están arrepentidos”, sostuvo.

Comentó que ya viene la actualización catastral para Ciudad Verde y los conjuntos de Indumil, cuyo contrato le cuesta al municipio otros 9 mil millones de pesos, y que no será nada distinta a la actual.

La Representante aseguró que puso su credencial a disposición de la alcaldía, pero que el alcalde no le ha permitido trabajar en conjunto para buscar recursos en la nación y el departamento.

También se refirió al empréstito de $300 mil millones que el Concejo le aprobó al alcalde. “Ese empréstito debe tener un desagregado en proyectos específicos, pero no sabemos cuáles son. Además, está soportado sobre lo que iba a recaudar de impuesto por la actualización…”.

El resumen de lo que dijo la congresista, a continuación: