Los habitantes de San Antonio y el Bosque suroriental, de la comuna seis de Soacha, denunciaron que el parque que comparten los dos barrios se ha trasformado en un botadero de basura, desechos y escombros de construcción.

 Esta situación los tiene preocupados porque está presente desde hace bastante tiempo. Sin embargo, no es el único problema que se presenta, ya que de la problemática de basuras se desprenden otras situaciones que afectan a los residentes.

Esperanza Garzón es la presidenta de la JAC del barrio San Antonio  y reiteró que el parque que comparten ambos barrios se ha  vuelto un foco de contaminación, “esto debido a que muchos de los residentes de la zona sacan la basura de sus casas y la dejan ahí tirada, además botan escombros, desechos de mascotas en bolsas y muchos llevan los animales al parque sin collares y muy pocas veces recogen los excrementos, lo que en conjunto genera un foco de infección para la  zona. Y como si fuera poco, el lugar -producto del desaseo- está siendo invadido por habitantes de calle, quienes arman sus cambuches para pasar la noche, y muchos de ellos hacen sus necesidades fisiológicas en el lugar”.

Aunque aparentemente el prado se ve limpio, está lleno de excrementos de mascotas

Los vecinos dicen que esta problemática causa un mal aspecto al parque, ellos han intentado solucionar el problema de raíz, pero la respuesta obtenida es momentánea por parte de las autoridades, es decir, vienen las entidades prestadoras del servicio de aseo, levantan los escombros una vez y el problema vuelve y se presenta por la imprudencia y falta de cultura ciudadana.  “Además, la gente está tomando el lugar como baño público, lo que genera malos olores, además de plagas como roedores, gallinazos, moscas, etc.”, denunció María Helena Martínez, fiscal del Bosque suroriental.

Los vecinos ya están cansados de todos estos problemas, ya que muchas veces ellos tratan de disminuir el problema pidiendo a quienes botan la basura en el sector que la depositen en el sitio adecuado para tal fin, pero reciben malos tratos y groserías. Ellos dicen que desean solucionar el problema de raíz para recuperar el parque, con el ánimo de tener un sitio donde practicar deporte,  hacer ejercicios al aire libre y recrearse, especialmente los más pequeños, quienes necesitan de estos lugares de sano esparcimiento,  más aún después de pasar una larga cuarentena,  y así  bajar los índices de sedentarismo y depresión en los habitantes de ambos barrios.

Los vecinos del sector hacen un llamado a las autoridades encargadas, especialmente a la Secretaría de Salud de Soacha y la Alcaldía Municipal para que solucionen este problema, ya sea con sanciones pedagógicas o multas a los infractores.  Así mismo piden que la policía del municipio haga más presencia en la zona y sancione aquienes infringen el Código para evitar que el parque se siga llenando de basuras y escombros, y así se proteja la salud de los residentes de estos dos barrios de la comuna seis de Soacha.

Por Rafael Rodríguez