Así lo aseguró el secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, Andrés Ernesto Díaz, quien manifestó que el traslado es un procedimiento legal. Además reiteró que el impuesto es de carácter departamental y que independientemente del lugar donde esté matriculado el vehículo, el 80% le corresponde a Cundinamarca y el 20% al municipio donde el usuario haya registrado la dirección.


Díaz recordó que los Siett vienen operando desde el año 2006 y que la concesión se extiende hasta 2018, pero que la competencia del funcionamiento es del departamento. “Lo que se hizo es totalmente legal, la norma dice que los organismos de transito departamental deben entregarle al municipio los vehículos oficiales y de servicio público; para el caso de Soacha eso se hizo, quedó consignado en unas actas firmadas en noviembre pasado donde estuvo presente el municipio, el departamento de Cundinamarca, el Ministerio de Transporte y el mismo concesionario”, sostuvo.

Pero el secretario recordó que la decisión de dónde debe estar matriculado un vehículo es del usuario. “Los ciudadanos que consideren que su carpeta quede en Soacha, pueden ir a Sibaté, hacer un traslado de cuenta y la carpeta se trasladará, es una decisión de cada propietario, lo pueden hacer sin problema y no requiere mayor tiempo”.

Este procedimiento se ha hecho históricamente porque la ley lo permite. Algo similar pasó en Chía, Facatativá y Ubaté cuando crearon sus propias secretarías de movilidad. “Lo que pasa es que los concesionarios privados que ahora tienen estos tránsitos municipales, han estado ejerciendo presión para buscar de manera fácil y simplista tener más carpetas con el fin de tener mayor número de trámites y así aumentar sus ingresos, pero en este caso es el ciudadano el que tiene la palabra”.

Frente al tema de impuestos, Díaz aseguró que el de vehículos es de carácter departamental, sin importar dónde esté matriculado el automotor. “Del 100% del impuesto, el 80% le corresponde al departamento y el 20% al municipio donde la persona haya registrado su dirección al momento de matricular. Ejemplo, si un propietario dijo que vivía en Soacha pero hoy la carpeta está en Sibaté, ese 20% sigue entrando a Soacha porque es la dirección con la cual matriculó su carro”.

El secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca también se refirió a las diferencias entre Sibaté y Soacha a raíz de los operativos que adelantan las autoridades de este último municipio en el corredor de la autopista sur.

“Este es un aspecto que hace parte de las competencias que tienen los municipios en materia de transporte, en este caso nosotros como departamento somos un canal para acercar a los municipios con el gobierno nacional en cuanto a apoyo técnico e impulso de proyectos, lo que le hemos pedido a Soacha, Sibaté y el Distrito Capital es que se maneje de manera integral, es decir, que se piense especialmente en el usuario”.

En cuanto a si son legales o no los operativos que adelanta la Secretaría de Movilidad de Soacha en contra de las empresas de transporte de Sibaté, Díaz dijo que esa respuesta la debe dar el Ministerio y la Superintendencia de puertos y transporte.

Finalmente, en cuanto a las fases dos y tres de Transmilenio, aseguró que el departamento ya entregó los diseños que ascendieron a un valor de 4.200 millones de pesos. “Estamos haciendo el ejercicio financiero con el municipio para ver cuánto podemos dar de acuerdo al 30% que nos corresponde. La nación ha manifestado la intención, pero estamos esperando que el DNP nos de la cifra exacta y cuándo desembolsa los recursos para entrar a contratar”.

Aquí la entrevista completa de Ariel González con el secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca:

Foto: archivo PP