Desde el jueves anterior, más de 200 jóvenes de Soacha disfrutan y gozan de una experiencia inolvidable llena de talento, inteligencia emocional, liderazgo,  coaching, música, DJ, conferencias y  artistas. Han sido tres días de trabajo en equipo en donde los participantes  se han visto envueltos en un entrenamiento fuera de serie.

Música en vivo fue uno de los ingredientes de la actividad

Javier Peñalosa, integrante de Jóvenes Valerosos, dijo que  el evento es algo muy diferente a lo  que se puede llegar a imaginar la gente. “Está diseñado para que los jóvenes rompan sus miedos y   esas conversaciones tradicionales como el “que oso, no me gusta”… Muchos  quieren tantas cosas pero no saben cómo hacerlas, entonces aquí los impulsamos a que se atrevan, a que compartan con otros jóvenes, disfruten, se  abracen, rían, gocen, en fin, estos  espacios se crearon para que se den cuenta que con algo muy poco ellos pueden hacer grandes cosas”.

Peñalosa dijo que el arranque del evento, el jueves en la mañana, fue un poco difícil porque muchos jóvenes llegaron reacios, fríos, amargados, obligados, pero poco a poco se fueron dando cuenta que se trataba de  algo diferente y real.

“Muy chévere, se aprenden  muchas cosas, esto le abre la mente a uno porque  se relaciona con otras  personas, además abre puertas en el sentido de expresarte con los demás. Me imaginaba una conferencia de solo hablar y hablar, pero la verdad hay muchas actividades chéveres”, sostuvo uno de los jóvenes participantes.

 “Muy dinámico el evento, tiene muchas cosas interesantes, la gente es muy sociable y amable. Pensé que era como todos los cursos, reuniones, hablar y ya, pero tiene varias dinámicas, presentaciones y muy buenos animadores”, agregó Yesid, participante en el Carpe diem.

El viernes y sábado fueron dos días increíbles, intensos, de mucha emoción, trabajo y resultados.  “A mí como entrenador me encanta que la gente sepa qué hacer allá afuera, por eso yo siempre los envío con tareas y cosas puntuales para que  se diviertan y  lo hagan, porque la vida está afuera, no acá. Aquí  los entrenaos para que enfrenten esos  monstruos que nos devoran en la calle”, señaló Javier.

Lo más importante, como lo dijo la joven participante  Diana Castañeda, es que la dinámica ha sido totalmente diferente. “Esto es locura, acción, emoción, felicidad, lágrimas,  todas las emociones por las que uno pueda pasar”.

El evento termina este domingo y según los organizadores, el remate va ser “brutal”.

Finalmente, se resalta que la empresa organizadora es soachuna y la apuesta es realizar esta clase de eventos a nivel nacional e internacional.  

“Esto lo creamos nosotros, nos lanzamos a construir  algo, quizá por eso los jóvenes se resistieron a venir porque no tenían idea qué era, pero esto es completamente vivencial”, finalizó Javier Peñalosa.