Esta semana se hará realidad el programa de subsidios para la población con Sisbén en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).


Una apuesta que ha generado polémica y además es pionera en el país, ya que el principal objetivo es lograr que un número grande de ciudadanos de los estratos 1 y 2 se suban al sistema.

En los últimos días Transmilenio y la Secretaría de Planeación han venido trabajando en los detalles para entregar este jueves 27 de febrero las primeras 500 tarjetas Tullave del SITP. Con ellas los beneficiarios pagarán una tarifa de $1.000 en el sistema. Esta primera entrega se hará en la localidad de Suba, al noroccidente de Bogotá y paulatinamente la cifra irá aumentando hasta completar en tres meses los cerca de 800 mil ciudadanos que tendrán el incentivo.

Con el subsidio Bogotá se convertirá en una ciudad pionera en el país al aplicar por primera vez una política social que favorece a los más necesitados. Expertos como Darío Hidalgo, director de Investigación y Práctica de Embarq, aseguró que “no existe ninguna experiencia mundial de este tipo, con subsidio focalizado a los más pobres. Eso es algo valioso”.

Uno de los desafíos que enfrentará este ambicioso proyecto es el financiero. Solamente en el 2014 la ciudad invertirá 138 mil millones de pesos en el subsidio, dinero que saldrá de los impuestos de la ciudad.