Así lo aseguró el alcalde Juan Carlos Saldarriaga al presentar un balance del primer día de la medida de pico y cédula en Transmilenio  Soacha.

“Quiero  agradecer a la alcaldesa de Bogotá y al gerente de Transmilenio  porque nos enviaron 50 articulados más al  municipio, hoy logramos controlar esas grandes congestiones que se presentaron ayer y anteayer”, dijo Saldarriaga.

Frente a las inquietudes de los ciudadanos porque el pico y cédula no les permite cumplir la hora de entrada a sus sitios de trabajo, el mandatario dijo que sostuvo conversación con varios empresarios y les hizo caer en cuenta que “es mejor tener empleados sanos que enfermos, y ellos me dijeron, usted tiene la razón”.

Saldarriaga finalizó su intervención con un mensaje a los empleados: “No se preocupen, el empleador no los puede sacar, ustedes están llegando en el horario que el Estado les está permitiendo llegar, porque lo primero que estamos preservando es la vida humana”.