Tres proyectos sociales ambientales de Soacha y tres de Sibaté fueron seleccionados por la CAR como parte de las estrategias de Emprendimiento Social para la Conservación Ambiental ESCA, que tiene como objeto el fortalecimiento de las capacidades locales comunitarias, orientadas a la conservación y recuperación de microcuencas.

 En el caso de los proyectos seleccionados en Soacha y Sibaté, se dio prioridad en la selección de postulaciones a las propuestas de organizaciones pertenecientes a municipios con riesgo de desabastecimiento de agua.

 De acuerdo a lo anterior, fueron seleccionadas las juntas y acueductos que, con sus iniciativas, transformarán la vida de los habitantes y vincularán a la comunidad bajo temáticas ambientales. En este caso los proyectos escogidos para estos municipios son en total seis: tres de Soacha y tres de Sibaté, algunas de ellas son:

Asociación de afiliados Acueducto Regional de Sibaté, Soacha y Granada: Trabajará la protección y conservación de la Quebrada Honda beneficiando cerca de 1775 usuarios de tres municipios Sibate, Soacha y Granada.

JAC Bradamonte: Enfocado en realizar acciones para la conservación y reforestación de la quebrada Aguas Claras a través de la participación comunitaria.

Empresas Públicas Municipales de Sibaté: Adelantará la protección de la quebrada Las Mirlas y nacimientos naturales de las veredas Romeral y Alto de Cabra, beneficiando a cerca de 1.500 usuarios.

Junta de Acción Comunal del barrio El Cardal: Protección y conservación nacimiento natural vereda Fusungá, beneficiando 345 familias.

Junta de Acción Comunal Vereda Hungría: Protección y conservación de las quebradas Hato Viejo, Los Duraznillos y nacimientos naturales, contribuyendo al fortalecimiento del tejido social beneficiando alrededor de 80 familias.

Y la Junta De Acción Comunal Eugenio Díaz  de la comuna 2 de  Soacha.

 Deogracias Jaimes es uno de los líderes de la vereda Bradamoente, que ya ha trabajado este tipo de iniciativas junto con la CAR, por eso él asegura: “Es mucho el trabajo de siembra y protección de fuentes hídricas que logramos consolidar con el primer ESCA que pudimos implementar, en nuestra vereda hace ya más de tres años. Nosotros estamos en una zona de páramo del municipio de Sibaté y reconocemos más que cualquiera, el impacto positivo que tiene el dinero y el trabajo, que sumado al apoyo de la CAR, hace la comunidad; por eso cada vez que tenemos la posibilidad, nos organizamos y postulamos para aprovechar estos espacios”.

 Estos espacios que abre la Autoridad Ambiental para todas las comunidades del Territorio CAR, hacen parte del Plan de Acción Institucional 2016-2019 y dentro de la convocatoria abierta desde el año 2017, se consolidaron 118 organizaciones viabilizadas desde la parte documental, social y técnica, y son apoyados además por FONDECUN y la Agencia de Cundinamarca para la Paz y el Posconflicto ACPP.

 El llamado es a que la comunidad continúe pendiente de participar en estos espacios, y por qué no, apoyen el trabajo que estas seis organizaciones van a consolidar en sus territorios, como vivencias importantes para estos municipios vecinos.