En la ciudad más poblada del departamento ocurrieron 189 de los 468 casos de muertes violentas registradas en Cundinamarca a la largo de 2016. Sin embargo, es de destacar que el índice general de homicidios disminuyó en un 3%. Las autoridades están trabajando en planes especiales para atender este flagelo.


Aunque las cifras de homicidios en el 2016 en Cundinamarca presentaron una reducción del 3%, al pasar de 480 a 468 casos, el gobernador Jorge Rey expresó su preocupación porque la mayoría de estos hechos sucedieron en el municipio de Soacha.

“Desafortunadamente 189 casos se presentaron en Soacha. Tendremos que duplicar nuestros esfuerzos para que en esta población se reduzcan ostensiblemente dichos acontecimientos y para que logremos transformar al municipio como lo hemos venido haciendo con su alcalde y con sus líderes, en una ciudad segura”, dijo el gobernador.

Otro de los resultados preocupantes de seguridad en el departamento es el aumento de un 80% en las lesiones personales.

Este es el único delito que presentó aumento, pues otros como el hurto a personas y hurto a vehículos presentaron un descenso del 12%.

El gobernador también presentó un positivo balance en materia de seguridad en la celebración del fin de año, pues solo se presentaron 3 homicidios en comparación a los 5 ocurridos en el 2015.

Apoyo: RCN Radio