Avanza con éxito la primera fase del Centro Educacional Altos de la Florida (CEAF), una revolucionaria iniciativa que gracias a un convenio entre la Secretaría de Educación y el ACNUR, pretende convertir este sector del Municipio en un eje de Desarrollo que garantice la formación de cerca de 200 niños que habitan en la zona.


Iván-Duque-en-Soacha

Iván-Duque-en-Soacha

Con una inversión cercana a los 330 millones de pesos, el proyecto contempla la construcción de nueve aulas (seis financiadas por el ACNUR y tres más por la Secretaría), entre las cuales se incluyen un laboratorio, un comedor para atender 100 pequeños, una cocina y una oficina. La obra además tendrá complementos como cerramiento perimetral, tratamiento a través de ‘Cabañuelas de Concreto’ para controlar las aguas lluvias, contenciones con muros tipo ‘gavión’ para evitar deslizamientos y un área de máxima seguridad.

“En el año 2009 el UNTFHS (Fondo Fiduciario de la Naciones Unidas para le Seguridad Humana) aprobó la financiación de un proyecto interagencial donde participan 8 agencias del sistema de Naciones Unidas, cada una interviniendo de acuerdo a su mandato. Producto de lo anterior es la construcción de unas aulas escolares cuya idea es crear la nueva sede de una institución educativa, a fin de que el sector tenga un colegio propio en aras de que finalmente los niños, adolescentes y jóvenes que viven acá, no corran los riesgos constantes a los que están expuestos (atracos, robos y violencia de diferentes tipos)”, explicó Nieves Batres, Coordinadora del ACNUR en Soacha.

“Esta es una iniciativa del ACNUR que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Educación y la colaboración de la comunidad, los profesionales que prestamos nuestros servicios aquí y por supuesto tenemos la esperanza de crear en este sitio un ‘Centro de Desarrollo Educacional’ para todos estos niños que tanto lo necesitan y así mejorar su calidad de vida y construir su futuro. La Educación es la principal puerta para salir del Subdesarrollo y una mala condición económica, pues la pobreza está en la mente y si se educa a las personas, estas entenderán que la pobreza no es buena y aprenderán a salir de ella”, destacó el Arquitecto Alberto Domínguez, encargado de la obra.

Cabe destacar que a lo largo de la ejecución de la obra se ha contado con el apoyo de la Alcaldía Municipal, que ha dotado a los trabajadores los servicios de agua y energía, sin dejar de lado una pequeña arborización hecha en el lugar de la construcción. Adicionalmente el 100% de los obreros que laboran allí son habitantes de los cuatro sectores Altos de la Florida.

Se espera que al finalizar la primera etapa (seis aulas) se inicie a la mayor brevedad la construcción de la segunda (tres aulas), para poder avanzar en la entrega de esta novedosa edificación proyectada a suplir la demanda de educación en esta humilde zona de la comuna seis.